03 mar. 2024

Inician las audiencias públicas con los 36 candidatos a fiscal general

Este viernes 25 se dio inicio a la primera de las seis exposiciones que realizarán los postulantes a ocupar la titularidad del Ministerio Público. El CM revisará los reclamos de puntajes solicitados.

El día de ayer se iniciaron las jornadas de audiencias públicas con los candidatos a ocupar el cargo de fiscal general del Estado, en reemplazo de Sandra Quiñónez, cuyo mandato vence en marzo del año próximo. Los consejeros dieron sus puntajes de forma pública, algunos presentes y otros de manera telemática. Las jornadas se extenderán durante toda la próxima semana hasta el día viernes 2, según el calendario establecido.

EXPOSICIONES. El primer candidato que expuso en la primera jornada fue el ex fiscal adjunto y actual miembro del Banco Nacional de fomento (BNF) Carlos Arregui, quien fue el mejor puntuado de los seis que se presentaron con un total de 18,62 puntos de un máximo de 20. Con esto ya acumula 52,62 puntos de la etapa de idoneidad.

“Veo un Ministerio Público debilitado, sin liderazgo, desconectado completamente de su principal mandante, que es la sociedad paraguaya. Eso ha llevado a una pérdida de confianza de la ciudadanía, ya que se ve un Ministerio Público selectivo y sumiso a un grupo político”, cuestionó duramente Arregui.

El siguiente en exponer fue el abogado Alfredo Barrios, quien dijo que el Ministerio Público institucionalizado es clave en el estado de derecho, porque es garante del fortalecimiento o debilitamiento del estado de derecho, al ejercer el monopolio absoluto de la acción penal pública.

El profesional del Derecho obtuvo un total de 16,12 puntos en su exposición, que sumados a sus 40 puntos de la etapa de idoneidad llegó a un total de 56,12 puntos.

El tercer expositor fue el abogado Blas Bernal, quien indicó que la utopía de principio de objetividad es el reclamo popular de cada defensor, de cada justiciable del país. “Sobre la sesgada visión por parte del Ministerio Público en un aparente rol de mero acusador y no de representante de la sociedad”, manifestó, y también obtuvo el puntaje de 16,12 sobre su exposición, que sumado a su etapa de idoneidad de 23,34, alcanzó 39,46 puntos.

A su turno, el abogado Santiago Brizuela también manifestó su preocupación por la falta de análisis institucional. “Observo al Ministerio Público con una serie de debilidades, gestión estratégica débil en el contexto de liderazgo en su conducción y gestor público al fiscal general del Estado”, dijo y sumó 18,5 puntos, con lo que llega en total a 52,57 puntos.

La defensora pública Luz Caballero afirmó que la ciudadanía espera que esté libre de todo tipo de corrupción el Ministerio Público y sus autoridades. “La cabeza tiene que ser un líder, bajar a la cancha y notar la realidad de sus agentes fiscales”, dijo, sumando 15,62 puntos, para llegar a 44,62 puntos.

Por último, el abogado Gustavo Cáceres manifestó que el Ministerio Público cuenta con 5.812 funcionarios en todo el país y 3.313 funcionarios son administrativos. “Existe sobrecarga de trabajos de fiscales, habría que hacer una adecuación para reubicar a funcionarios y poder optimizar la labor”, dijo. Sumó 18,5 puntos, que con la etapa de idoneidad de 40 puntos, alcanzó los 58,5 puntos.


Veo a un Ministerio Público debilitado, desconectado de la sociedad, selectivo y sumiso a un grupo político.
Carlos Arregui (18,62),
miembro del BNF.

Una Fiscalía institucionalizada es clave porque es garante del fortalecimiento o debilitamiento del estado de derecho.
Alfredo Barrios (16,12),
abogado.

La utopía de principio de objetividad es el reclamo popular de cada defensor, de cada justiciable del país.
Blas Bernal (16,12),
abogado.

Me preocupa la falta de análisis institucional para afuera. Observo una serie de debilidades en gestión.
Santiago Brizuela (18,5),
abogado.

La cabeza (de la Fiscalía) tiene que ser un líder, bajar a la cancha y notar la realidad de sus agentes fiscales.
Luz Caballero (15,62),
defensora pública.

El Ministerio Público cuenta con 5.812 funcionarios en todo el país y 3.313 son administrativos.
Gustavo Cáceres (18,5),
abogado.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.