Política

Informaron en 2018 de daños estructurales

 

Las autoridades estadounidenses continuaban ayer la hasta ahora infructuosa búsqueda de los 158 desaparecidos que dejó el derrumbe parcial de un edificio en Florida, el cual tenía “daños estructurales importantes”.

Sin embargo, un informe de 2018 sobre el estado del edificio dio cuenta de “daños estructurales importantes” y “grietas” en el sótano, según documentos publicados la noche del viernes por la ciudad de Surfside, donde se produjo la tragedia.

“La impermeabilización bajo el borde de la piscina y la vía de acceso para vehículos (...) superó su vida útil y, por lo tanto, debe ser removida y reemplazada por completo”, señaló en el informe el experto Frank Morabito, titular de Morabito Consultores.

“La impermeabilización defectuosa provoca un daño estructural importante a la losa de concreto estructural debajo de estas áreas”, agregó el documento.

“Si no se reemplaza la impermeabilización en el futuro cercano, el grado de deterioro del concreto se expandirá exponencialmente”, señala el estudio, que no menciona el riesgo de derrumbe, aunque insta a realizar reparaciones para mantener la “integridad estructural”.

Hasta ahora, la atención se había centrado especialmente en un informe de 2020 que revelaba que el edificio había sufrido un hundimiento a un ritmo de unos dos milímetros por año entre 1993 y 1999.

Sin embargo, Shimon Wdowinski, uno de los autores del estudio y profesor de la Universidad Internacional de Florida (FIU), dijo a la cadena CNN que no sabía “si el colapso era previsible”. AFP

Dejá tu comentario