País

Ineram, con el 100% de camas ocupadas en salas comunes y UTI

INCIDENCIA.  El 90% de los pacientes en el centro de referencia son personas que padecen de Covid. NECESIDAD.  El centro asistencial urge contar con más personal, sobre todo para cubrir las guardias.

Al tope. La epidemia del coronavirus ya llevó al límite al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram) con la ocupación total de sus camas.

El 90% de los pacientes que se encuentran internados en el Ineram son personas que dieron positivo al Covid, informó el doctor José Fusillo, director del Hospital de Contingencia del Ineram.

“El nivel de ocupación actual es del 100%. Solemos liberar algunas camas pero dentro de las que están equipadas con respiradores y en terapia intensiva, están llenas”, refirió Fusillo.

Comentó que las camas comunes estaban todas ocupadas pero ayer se iba a dar de alta a seis personas. Sin embargo, esos lugares rápidamente vuelven a ser ocupados por nuevos pacientes. “Le das de alta a seis y te llegan 10”, graficó el referente del Ineram.

Mencionó también que algunos lugares quedan libres por los fallecimientos. El dinamismo de la pandemia hace que en algunos momentos se cuenten con camas vacías. Este ritmo, de días con ocupación total, se viene registrando desde hace dos semanas aproximadamente.

Meseta

Aunque la cantidad de pacientes genera una alta demanda en el centro de referencia para enfermedades respiratorias, Fusillo señala que dicho ritmo se viene manteniendo desde hace más de siete días.

“Nosotros venimos con este ritmo desde la semana pasada, no aumentó, permanece en una meseta, tipo estable. Pero para nosotros ese ritmo es del 100%. Lo ideal para nosotros es que baje, porque subir más creo que ya no podremos”, refirió.

Según contó, hasta ayer ni un paciente del Ineram tuvo que ser derivado a un sanatorio privado para ser internado en terapia intensiva. En caso de ser necesarias las camas comunes para los pacientes Covid, se averigua la disponibilidad dentro de los hospitales públicos.

El Ministerio de Salud Pública lanzó ayer un comunicado donde aclara que los pacientes serán derivados a estos centros asistenciales cuando ya no existan lugares en UTI en el servicio público. Según el listado que aparece en el comunicado, son seis los sanatorios privados con los que se ha firmado el convenio.

Recursos Humanos

El profesional de la salud enfatizó el desgaste que se hace presente en el personal. Agregó que varios están en cuarentena, ya sea por haber dado positivo o estado en contacto con uno de ellos.

“Tenemos problemas para cubrir algunas guardias porque tenemos compañeros infectados. En la atención diaria se resiente mucho porque se recarga sobre los demás que están”.

Reveló que durante la pandemia se dio la renuncia de cuatro a cinco profesionales de la salud en dicho centro asistencial. El problema para cubrir las vacancias aparece cuando los posibles reemplazantes no aceptan, ya sea por temor o desconocimiento.

El área más crítica es el de las guardias, donde no se da abasto para cubrir todos los turnos.

Con relación a las otras enfermedades respiratorias, señaló que este año hubo una gran reducción, en comparación a lo que habitualmente se daba. “Parece que este virus les da miedo a los demás virus. Realmente el resto de las enfermedades disminuyeron”, apuntó Fusillo.

Nosotros venimos con este ritmo desde la semana pasada; para nosotros eso es el 100% de la ocupación de camas. José Fusillo Director de Hospital de Contigencia Ineram.

Hay una desaceleración del virus
Balanza. En conversación con Monumental AM, el ministro de Salud comentó que hay un relativo estacionamiento en la velocidad o desaceleración leve de propagación del virus. Esto se traduce en el equilibrio en salidas, ya sea por altas o fallecimientos e ingresos de pacientes. Advirtió además de la fragilidad de esta situación.
“Por eso es que en la última semana o más el sistema está dando respuesta a pesar de estar muy exigido. Pero eso si nosotros nos descuidamos naturalmente puede desequilibrarse en sentido contrario”, indicó el ministro de Salud.
Recordó que existe una altísima demanda de lugares en hospitales de referencia, el Ineram y el Nacional de Itauguá.
“Necesitamos que la gente siga apoyando y siga haciendo lo que está haciendo. Sobre todo quiero transmitir el mensaje de que no solo seguir con lo mismo, sino también que está funcionando, más allá de los números que son inquietantes y nos preocupan”.
Mencionó que la actitud de la gente logra la desaceleración de la epidemia, aún con los números altos que se vienen dando a conocer en cada jornada.
“Es una esperanza importante y sobre todo demuestran cómo se pueden lograr cosas, incluso sin el aporte de toda la ciudadanía. Tenemos que reconocer también que hay gente que no se adhiere a esto y que no ha estado a la altura. Todos tenemos un rol que cumplir ahora”, enfatizó el titular de Salud.
Eventos
Recordó que en las zonas donde se lleva adelante la fase cuatro de la cuarentena inteligente existe la posibilidad de realizar eventos con una limitada cantidad de personas.
Agregó que se está discutiendo sobre un protocolo para eventos empresariales que lo diferencia de uno particular.
“Se está planteando un programa tentativo de posibilidades, pero eso siempre va a estar sujeto a la situación epidemiológica”.

Subrayó que habrá que encontrar un punto de equilibrio entre menos restricciones y un nivel de seguridad. Pronosticó que la situación se extenderá por lo menos hasta el año que viene.







Dejá tu comentario