Sucesos

Indigna otra llamativa celeridad de la Justicia para liberar a abusador

 

Édgar Medina
CIUDAD DEL ESTE

Los activistas de la defensa de los derechos de los niños llevaron pasacalles y muñecas con las bocas tapadas con cintas adhesivas, para expresar su repudio a la orden judicial dictada por la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones, a favor de un condenado. El beneficiado es un ex policía castigado con 10 años de prisión por abuso sexual en niños, en la que su hijastra es la víctima.

Los camaristas Aniceto Amarilla, Mirian Meza e Isidro Sánchez revocaron solamente la parte que refiere a la prisión otorgada por los jueces de Sentencia, Alba Meza, Óscar Genes y Evangelina Villalba, tras la sentencia dictada en agosto pasado. En consecuencia, le otorgaron libertad ambulatoria, pero anteriormente estuvo con arresto domiciliario tras estar 8 meses con prisión preventiva.

Para los miembros del Tribunal de alzada, la prisión preventiva ya no corresponde y el colegiado inferior se atribuyó funciones del Juzgado de Ejecución al dictar la prisión del acusado, que ya había compurgado la pena mínima.

La defensa del abusador atacó que el Tribunal ordenó la prisión preventiva del condenado, siendo que el mismo ya había cumplido con la pena mínima en prisión.

Los camaristas sostienen que la sentencia aún no quedó firme y ejecutoriada y al revocar la prisión, recomendaron darle la libertad ambulatoria, ya que en caso de arresto domiciliario, se computaría como prisión.

La orden de prisión preventiva tras la condena habría sido redactada por error, señala el fiscal Adolfo Santander, al contestar el traslado que le corrieron tras la apelación de la defensa del imputado, ya que lo correcto es la aplicación de la pena privativa de libertad, tras la condena.

Las partes aún no accedieron a la sentencia definitiva en forma extensa, en el momento de la apelación, por lo que tanto el Ministerio Público como la querella adhesiva, representada por los abogados Nilda Benítez y Ariel Acosta, señalaron que iban a pedir el aumento de la pena para el abusador. Los abogados defensores Alejandro Molinas y Silvio Duarte solamente recurrieron al punto referente a la prisión de su defendido, solicitud concedida por los camaristas.

“Error”. La condena a diez años de prisión “preventiva” del acusado sirvió para dejarlo libre.

sentencia. Para el Tribunal de Apelaciones, el condenado ya purgó la pena mínima de 8 meses.



“Con Los Niños No”
La abogada Alice Monges, de la organización Con Los Niños No, señaló que repudian el auto interlocutorio por la llamativa celeridad con que se tramitó para beneficiar a un abusador condenado en juicio, habiendo tantos casos que están durmiendo en la Justicia. Señaló que es necesario modificar las leyes penales para brindar mayor protección a los niños, ya que en la actualidad inclusive tienen ventajas los condenados, mientras que hoy “la niña está en zozobra”, afirmó. Omitimos la identidad del condenado para evitar identificar a la víctima.


Dejá tu comentario