Política

Iglesia “puso el dedo en la llaga” y Gobierno está con la soga al cuello

Analista político sostuvo que es fundamental que la Iglesia se pronuncie sobre temas importantes y alertó de que el mensaje es una señal de que las cosas “están muy deterioradas” en el país.

El hecho de que la Iglesia Católica haya sentado postura sobre temas de índole nacional como la corrupción e impunidad del Estado y la falta de vacunas para hacer frente a la crisis sanitaria debido a la pandemia pone en aprietos al Gobierno y constituye un “golpe muy fuerte” para el presidente de la República Mario Abdo Benítez.

Así lo mencionó el analista político y ex senador Hugo Estigarribia, quien afirmó que el fuerte llamado de atención de la Iglesia Católica hacia el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial son señales claras de que las cosas en el país están “sumamente deterioradas”.

A criterio del analista, “puede haber una explosión social” si las cosas continúan así de mal en el país, y si se sigue retrasando la llegada de vacunas para la población.

“La Iglesia Católica en nuestro país te salva o te hunde, es así de sencillo. En esta ocasión no le ayuda en nada a Marito lo que dijo la Iglesia. Mientras no haya seguridad para la población con las vacunas el Gobierno va a estar con la soga al cuello, porque no hay inmunidad de rebaño, están trayendo de a puchitos y como me dijeron algunos amigos médicos tal vez incluso puede haber una nueva cepa paraguaya porque no la gente inmunizada debe esperar días, y estamos con muchos problemas por no haber previsto todo esto”, expresó.

Indicó que la pobreza y el desempleo en el país se ha agudizado.

“En estos días se volcó la gente a las calles para poder salir, el sector gastronómico ha podido subsistir, pero ese parate ha dejado a mucha gente en la quiebra, entonces hay mucho desempleo, informalidad, inseguridad, hay muchos problemas y es un golpe bastante fuerte para el Gobierno las críticas que hace la Iglesia, por más de que seamos un Estado laico”, resaltó.

Estigarribia mencionó que se impone que se deje de percibir la corrupción en distintos estamentos del Estado, porque de lo contrario “hay muchas situaciones que pueden contribuir a una explosión social si no se subsanan”.

“En este momento lo más importante es la compra de vacunas y parar la explosión de Covid a nivel comunitario, la Iglesia hace lo que siempre debe hacer que es hablar de los grandes temas nacionales, es importante que la Iglesia se haya pronunciado al respecto”, indicó.

Manifestó que si bien nuestro país es un Estado laico, es fundamental siempre lo que opine la Iglesia y la presión que ejerza. Señaló que los mensajes que se suelen dar en el día de la Virgen de Caacupé suelen ayudar o perjudican grandemente a una candidatura o un Gobierno de turno.

“En este caso el Te Deum es otra celebración tradicional y un momento solemne y se encuentran de alguna u otra manera la Iglesia y el Estado, entonces que lo haya hecho ahí es muy fuerte para que se dé así en una ceremonia tan protocolar”, acotó.

Mencionó que la Iglesia también criticó el modelo de Estado que se ha venido teniendo al hacer alusión al Poder Judicial y al Ministerio Público.

La Iglesia Católica advirtió el pasado viernes que la corrupción llevará al país a una grave crisis. Pidió a gritos el fin de la impunidad, que ya no falten medicamentos y que lleguen las vacunas. Urgió un diálogo para impulsar una profunda reforma en el Estado. El mensaje fue pronunciado durante la celebración de Te Deum por el 210 aniversario de la Independencia. Ante la presencia del presidente Mario Abdo Benítez, el vicepresidente Hugo Velázquez, ministros y diplomáticos extranjeros, el arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela, describió los niveles de pobreza y desempleo y la crisis de liderazgo que sufre el país en medio de la pandemia.


Es muy fuerte la crítica de la Iglesia al Gobierno. En este momento lo más importante es la compra de vacunas.

La Iglesia Católica en este país te salva o te hunde. Hay muchas cosas que pueden contribuir a una explosión social
Hugo Estigarribia, analista político.

Dejá tu comentario