País

Iglesia insta a convertirse a Cristo para acabar con tiranos

 

“Es imposible renovar el Paraguay si no buscamos a Cristo, si no creemos y si no anunciamos a Cristo”, expresó el presbítero Osmar López, cura de la parroquia Santo Tomás Apóstol, de la Diócesis de Carapeguá, quien tuvo a su cargo la homilía de la misa de la tarde de ayer en el último día del novenario de la Virgen de Caacupé.

Recordó, a modo de autocrítica, al proyecto ‘Paraguay Jaipotáva’, un emprendimiento impulsado por la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) que buscaba darle un impulso nuevo a la iglesia.

“Soñábamos construir juntos un nuevo Paraguay. Pero tantos años después caímos en lo mismo o en lo peor y ¿por qué? Porque cambiamos hombres, pero no cambiamos de mentalidad. Le sacamos a uno, le ponemos a otro y es la misma cosa o peor. Eso es porque no hay conversión y en esto los católicos tenemos una cuota de participación importante”, afirmó al sentenciar que la fe no puede reducirse a tradiciones o costumbres.

“Necesitamos como Iglesia y como nación convertirnos a Cristo; transformar el corazón. Solo así se acabarán los tiranos y serán extirpados los que acechan para hacer el mal”, sostuvo.

Y en este anunciar a Cristo –apuntó– que los medios de comunicación social “sean grandes o pequeños” tienen su cuota de responsabilidad, a saber qué comunicar y en base a qué fuentes o testimonios.

Citó una exhortación que hiciera el papa Francisco a los periodistas para que obren “según la verdad y la justicia” para que la comunicación sea de verdad “instrumento para construir, no para destruir; para dar voz a quien no tiene voz; no para hacer de megáfono a quien grita más fuerte”, reprodujo.

“Y yo diría no para hacer de megáfono de quien puede pagar más”, cuestionó el pa’i Osmar, como lo presentó monseñor Ricardo Valenzuela, obispo de la Diócesis de Caacupé. Mencionó que también, hoy en día todos tienen la posibilidad con las nuevas tecnologías de comunicar algo en vivo y en directo.

“Anunciar a Cristo es anunciar con la verdad plena y con nuestra propia vida. Pero no es el que diga ‘Señor, Señor’ el que entrará en el Reino de los Cielos, sino aquel que cumpla la voluntad de Dios. Por eso la palabra acompañada con el ejemplo y testimonio arrastra y transforma corazones”, remató el predicador.

Tras la celebración de la misa de multitudinaria concurrencia, la tradicional serenata a la Virgen de Caacupé arrancó anoche con numerosos artistas que llevaron música a la Santa Madre.



Llamado. En Caacupé reflexionan sobre necesidad de cambiar no solo a los hombres, sino la mentalidad.

Nosotros no podemos reducir nuestra fe en tradiciones o costumbres y ser los primeros en corrupción. presbítero Osmar López, Carapeguá.

Arzobispo dijo que mero ritualismo no aleja de las drogas y la violencia

Darío Bareiro
CAACUPÉ

Monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo de Asunción, pidió superar el odio y la indiferencia hacia los pobres y excluidos y esforzarse por construir familias educadoras de nuevas generaciones en la fe y la moral cristiana para construir el progreso económico, social y político que permita la vida digna de todos.

Lo hizo durante la homilía del último día del novenario de la Virgen de Caacupé.

Instó a los cristianos a no quedarse en el ritualismo, que la sola piedad popular (culto privado) no aleja del apego al mal y de la corrupción moral, de la violencia y de tráficos inmorales de drogas, lavado de dinero.

La Iglesia Católica debe ser sensible, misericordiosa, solidaria y tener las puertas abiertas para pobres y marginados, señaló.

En otro momento, resaltó los valores que promueven las instituciones y organizaciones provida y profamilia “ante la agresión de ideologías”.

Durante una conferencia de prensa, el arzobispo ratificó su rechazo al acuerdo Escazú sobre acceso a información y acceso a la justicia en asuntos ambientales, porque pone en el centro al medioambiente, buscando suplantar la visión antropocéntrica. “La tierra al centro, el ambiente al centro, que es el Dios panteísta que pretende educar, legislar sobre de la vida social y persona con la excusa de hacerlo sostenible”, afirmó.

Dejá tu comentario