Interior

Hernandarias: Familia sorteó auto para pagar deuda en UTI por Covid

Cayo Ramón Franco (49) adeuda G. 110 millones a una clínica privada por 6 días de internación en terapia. El trabajador tiene un aporte de 25 años al IPS. El seguro no tenía camas disponibles.

El paciente Cayo Ramón Franco (49), con 25 años de aporte, sigue su proceso de recuperación del coronavirus (Covid-19) en el Hospital Respiratorio Integrado del Instituto de Previsión Social (IPS) de Ciudad del Este. La deuda millonaria de G. 110 millones corresponde a 6 de los 23 días que estuvo en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). La familia ahora tiene una batalla paralela en el ámbito judicial, para que la entidad asuma la deuda, ya que en el momento de su internación no había cama en el IPS.

La familia de Hernandarias ya gastó alrededor de G. 15 millones aparte en medicamentos y se despojó de un automóvil, que ayer fue sorteado. También está ofreciendo un inmueble, para costear los gastos, comentó Lourdes Gómez, esposa del paciente.

Hace un mes, Franco padece la enfermedad. El resto de la familia ya se recuperó, incluyendo la esposa que lo acompaña desde hace ocho días al IPS, donde se recuperan de las secuelas de sus días en UTI.

“Creemos que juntaremos cerca de G. 40 millones. Yo sigo acá en la sala de internación con mi marido, porque tengo que cuidarle”.

El objetivo del sorteo era recaudar la mayor cantidad de dinero, ya que con una venta directa del vehículo, un automóvil Kia, iban a obtener menos de G. 25 millones, por la realidad económica de la pandemia.

VÍA JUDICIAL. “Iniciamos un amparo judicial con la defensora Paola Pacheco y la jueza Alba Meza nos otorgó una medida cautelar en la que IPS se comprometió a trasladarlo al hospital respiratorio y de todos los gastos, pero igual seguimos gastando aquí”.

La resolución fue apelada, ya que la familia pide que el IPS se responsabilice por la deuda ocasionada por la internación en UTI en el sanatorio privado de Ciudad del Este, ya que en el momento en que Franco necesitaba no había camas disponibles en IPS.

Franco estuvo menos de una semana en sala común del IPS, pero sus familiares tuvieron que trasladarlo a un privado porque ya había transcurrido más de 24 horas que los médicos recomendaron que debía estar ya en terapia.

“Ahora nuestra prioridad es la recuperación de mi marido. La deuda que tenemos con una empresa privada queda para después. Pero IPS se quiere desentender de los gastos, solo quiere responsabilizarse por lo que demandó después del traslado del sanatorio. Él es un aportante de 25 años de antigüedad y no había cama para él en el momento en que necesitó”.

GANADOR. El sorteo se realizó en la tarde de ayer, con la presencia de la escribana Ana Campos, quien de esa manera sostuvo que realiza servicios comunitarios. Un joven de Minga Guazú, identificado como Cristian Antonio Vera Román, ganó el auto. Ayer manifestó que tenía intenciones de devolverle al propietario.

Ana Gómez, cuñada del paciente, afirmó que por reglamento del sorteo, van a esperar los 15 días hábiles para que el nuevo dueño retire el vehículo o decida donarlo.

Dejá tu comentario