Política

Godoy dice que solo pretendieron hacer crecer la Defensoría

 

El defensor del Pueblo, Miguel Godoy, indicó ayer que lo del audio sobre una reunión que se hizo público, responde a un lobby que estaban haciendo en el 2018 para “hacer crecer la institución”. Rechazó todas las denuncias que se realizan sobre su gestión.

Godoy convocó ayer a una conferencia de prensa en su oficina, donde no rige la ley que prohíbe fumar en recintos cerrados, a juzgar por el fuerte olor a tabaco que impregna el lugar.

Dio su versión sobre el audio en el cual comenta un plan maquiavélico para incorporar rubros a la entidad, donde se lo escucha decir: “Si sacamos la ley somos ricos”, además de mencionar el respaldo de Luis Alberto Castiglioni, actual ministro de Industria y Comercio. Revela también que Godoy estuvo operando para poder disponer de más cargos en beneficio de su primer anillo. El objetivo era pasar a la institución los rubros del Mecanismo Nacional de Tortura.

Afirmó que esa reunión nunca se hizo en la intimidad y era solo un “lobby que queríamos hacer a los efectos de unificar criterios con lo que sería el Mecanismo Nacional de Tortura, que como todos los países del mundo está dentro del esquema de la Defensoría del Pueblo porque cumplen los mismos roles”.

Sostuvo que fue en una reunión general, con 21 directores en el 2018, sobre la idea de una disposición legal para hacer crecer la Defensoría. “Es que en la Defensoría solamente hay diez personas que, digamos, tienen un salario bueno por decirlo. El 90% de los casos son profesionales que están ganando sueldo mínimo y la labor que desarrollan prácticamente es todo el tiempo porque los problemas de derechos humanos y las denuncias nos esperan y veíamos la forma de poder levantar un poco esta institución desde esa perspectiva”, enfatizó.

Insistió en que era solo un lobby que hicieron a través del Congreso a los efectos de que la institución pueda crecer, debido a la demanda de servicio que tiene y a los efectos de que puedan visitar con mayor intensidad las cárceles, donde no dan abasto. “La intención era presentar un proyecto de ley, pero fue muy difícil porque no encontramos el acompañamiento de la mayoría de los senadores. Entonces, nos quedamos otra vez en la orfandad”, lamentó.

Confesó que durante seis años nunca pudieron tener un mejor presupuesto y luego de haber conseguido un aumento se les volvió a recortar G. 1.300 millones. Indicó que para arreglar computadoras en el año solamente tienen cinco millones de guaraníes; para combustibles de las delegaciones G. 400.000 por mes, y no tienen casi vehículos utilizables para el trabajo.

Rechazó las denuncias sobre supuesto maltrato a funcionarios y cobro a objetores.


Ese era un lobby que estábamos haciendo a través del Congreso. Era a los efectos de que justamente la institución pueda crecer.

Es que en la Defensoría del Pueblo solamente hay diez personas que, digamos, tienen un salario bueno por así decirlo.

La intención era presentar un proyecto de ley, pero fue muy difícil porque no encontramos acompañamiento.
Miguel Godoy, defensor del Pueblo.

Dejá tu comentario