Economía

Gobierno planea nuevo subsidio para trabajadores de sectores golpeados

Hacienda trabaja en nuevo mecanismo de subvención a informales de rubros, como gastronomía, eventos y bares, entre otros. Los montos y la cantidad de pagos dependerían de restricciones.

El Ministerio de Hacienda está preparando nuevos subsidios directos para trabajadores de restaurantes, bares y eventos, según adelantó ayer el viceministro de Economía, Iván Haas, durante su participación en una mesa de debate realizada en la 1080 AM.

El secretario ejecutivo del Equipo Económico explicó que la subvención alcanzará a aquellas personas que no cotizan en el Instituto de Previsión Social (IPS), pudiendo ser mozos, cajeros, limpiadores y hasta personal que es contratado ocasionalmente para determinados acontecimientos.

Subrayó que la idea es incluir este régimen en la Ley de Emergencia 2.0, que la cartera tiene pensado enviar la semana que viene al Congreso, y si bien no quiso especificar aún los montos de la asistencia ni la cantidad de pagos, apuntó que dependerían de las restricciones que iría implementando el Ministerio de Salud a partir del nivel de contagios por zonas.

“Estamos analizando que sea con base en cómo se va realizando el Operativo Serrucho, con focalización en rubros que están siendo afectados por los cierres temporales. Esto queremos socializar primero con el Equipo Económico esta semana, para después ir al Congreso”, expresó Haas.

En principio, el Ministerio de Hacienda había rechazado la posibilidad de repartir un nuevo subsidio directo a trabajadores, tras la finalización de los regímenes del Pytyvõ y de asistencia directa a ciudadanos de frontera.

CRÉDITOS. El subsecretario de Estado también recordó ayer que la nueva legislación contemplaría la ampliación del Fondo de Garantías del Paraguay (Fogapy), para seguir respaldando préstamos a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

En ese sentido, indicó que se está estudiando la posibilidad de crear nuevas líneas de crédito, especialmente para los sectores más afectados por las nuevas restricciones, a lo que se sumaría el refondeo al IPS para seguir asistiendo a los trabajadores formales que son suspendidos.

Esta ley también incluirá un descuento del 50% a la energía eléctrica, de julio a diciembre, para los rubros más golpeados, según adelantaron las autoridades del Gobierno la semana pasada.

El documento, asimismo, contemplará un eje de racionalización del gasto, como la prohibición de nombramientos o nuevas contrataciones, y descuentos salariales a funcionarios con sueldos por encima de los G. 10 millones.

Finalmente, por la vía del decreto, el Ejecutivo tiene pensado disminuir el IVA para alquileres comerciales en un 50% y entregar kits alimentarios a trabajadores de los sectores que serían beneficiados con el subsidio.

Se estima que estas nuevas medidas demandarían USD 100 millones. El Gobierno no descarta la toma de nueva deuda para financiarlas, aunque habla de hacer primero un redireccionamiento masivo de fondos ya disponibles.

Dejá tu comentario