Política

Funcionarios de algunos consulados están en Paraguay y no trabajan

 

En ámbitos de la Cancillería es vox populi la situación de algunos consulados del Paraguay en los países de la región que con la declaración de la pandemia de coronavirus simplemente no están prestando servicio y cuyos funcionarios, con certificados médicos, vacaciones o permisos especiales, están en territorio nacional percibiendo normalmente sus haberes en dólares, incluyendo el rubro de alquiler.

Un caso concreto que grafica la situación se resume en una extensa nota dirigida al canciller nacional Antonio Rivas Palacios por la cónsul Digna Arréllaga, jefe de Misión del Consulado de Paraguay en Resistencia (Argentina), respecto a uno de los funcionarios de esta representación, de nombre Francisco Antonio Fariña, quien la última vez que se presentó a la sede de sus funciones fue el jueves 12 de marzo.

El mismo, aclara la nota, al declararse la suspensión temporal del registro de marcación digital de asistencia, en el marco de acciones de prevención por la pandemia, alegó problemas de salud “hasta el día de la fecha, como de costumbre”. La nota está fechada el 11 de mayo pasado.

El funcionario Fariña se caracterizaba, agrega la denuncia, por presentar pedidos de permiso alegando compromisos en ciudades y países ajenos a su jurisdicción. Y los presentados en los últimos meses “ya no contaron con el visto bueno de la jefatura de la misión”.

Una solicitud que presentó en setiembre de 2019 la elaboró en la computadora de la oficina, con membrete del Gabinete Civil de la Presidencia de la República, que solicitaba su participación en un congreso internacional a pedido, supuestamente, de una unidad de esta dependencia. Fariña había estado antes en la Embajada de Paraguay en Montevideo. En el 2017 fue trasladado al Consulado en Resistencia.

La nota agrega: “Ha faltado alevosamente y desde hace tiempo a todas las normas, con casi nula presencia en la representación consular“. Desde el 17 de mayo de 2019 al 11 de mayo del 2020, que hacen un total de 360 días, asistió 33 días y se ausentó 327 días de la sede de sus funciones, precisa la denuncia.

La cónsul de primera Belinda Noelia Gómez, jefa de misión en el Consulado de Paraguay en Clorinda, confirmó a Última Hora que de los funcionarios de esta representación, que son 9, están trabajando solo ella, más dos más, y un contratado local. El resto se encuentra en Paraguay tras haber alegado razones de salud o solicitado vacaciones, al declararse la pandemia. Por lo tanto, la representación consular funciona con ella al frente, más la cónsul Nancy Mármol, el oficial consular Osvaldo Núñez y el personal contratado Éver González. “Somos los que estamos en funciones, el resto está en Paraguay, podían haber regresado, fueron convocados, pero presentaron certificados médicos o pidieron vacaciones”, confirmó.

En el Consulado de San Justo tampoco se encuentra de servicio la oficial consular Myrian López Escobar. La jefa de esta representación, cónsul María Amalia Barboza, explicó que la señora López está en Paraguay tras solicitar permiso por razones de salud.

El cónsul en Corrientes, Wilson Osorio, consultado sobre uno de los funcionarios de esta representación, de quien en el corrillo diplomático afirman que se encuentra en San Bernardino, Paraguay, dijo que el oficial consular José Carlos Baranda está en la sede, y que trabaja desde su residencia. El cónsul en Posadas, Rolando Goiburú, también confirmó que informará a la Cancillería sobre las ausencias.

Dejá tu comentario