Arte y Espectáculos

“Fue un gran desafío, pues tantos grandes ya grabaron a Mangoré”

El concertista José Carlos Cabrera, habla en esta entrevista acerca del disco Oración, dedicado a Mangoré, grabado tras su destaque durante un programa de maestría realizado en Europa.

José Carlos Cabrera recientemente presentó el disco Oración, dedicado a las obras de Agustín Barrios Mangoré. El mismo, fue fruto de su notable desempeño durante el programa de maestría en interpretación de guitarra, realizado en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

“El curso, además de ofrecer aprender de cinco de los mejores maestros de la guitarra de Europa, brindaba la oportunidad al alumno destacado, de grabar un disco para el sello Contraste Récords (Londres), con distribución de Universal Music Group”, recuerda.

Para José Carlos, como guitarrista paraguayo, “fue un deber y casi una obligación” grabar a Agustín Barrios Mangoré. “Fue un gran desafío, pues tantos grandes guitarristas, como Berta Rojas, David Russell, John Williams, ya grabaron sus obras de excelente manera”, comenta.

El disco ofrece 20 obras de Mangoré, y la intención del artista fue seleccionar las piezas que fueron menos grabadas o que actualmente son poco ejecutadas. “Buscamos buena variedad en cuanto a las formas y carácter de las obras, además de transmitir por un lado mucha alegría, como los valses, el tango Don Pérez Freire o Los aires paraguayos, y por otra parte, mucha nostalgia, como La romanza y La oración por todos”, explica.

EL TÍTULO. Acerca del título del disco, señala que dos piezas del material llevan el nombre Oración. “Esa palabra en sí, tiene un significado profundo, invita a un tiempo de paz, reflexión, agradecimiento y felicidad. Todo eso representa el disco, que tiene obras introspectivas, melodías nostálgicas y alegres, con momentos mágicos y espirituales, que solo un hombre tan humilde y genial como Mangoré pudo lograr, exponiendo con sinceridad sus sentimientos más íntimos”, apunta.

Para José Carlos, las composiciones que le suman mayor identidad paraguaya a este disco son Caazapá y Danza Paraguaya. ”Son dos obras muy conocidas pero que no podían faltar en la lista, además son mis favoritas”, dice.

El concertista cuenta que para él fue interesante aprender los tres preludios grabados, que hasta entonces no conocía. “Disfruté principalmente de interpretar los valses y la obra Dinora, una pieza elegante y picaresca”, afirma.

inédita. “El tema de la obra inédita de Mangoré del disco, Trauer Walzer Nro. 2 de Franz Schubert, es un vals triste de duelo, como muchas de las obras del compositor austriaco. Según el investigador salvadoreño Carlos Payés, quien me cedió la partitura, esta obra fue hecha para su discípulo Jesús Quiroa, como un pequeño estudio en forma de variaciones”, cuenta Cabrera.

La misma consta de variaciones en arpegio y trémolo, también una lírica y dramática variación lenta en modo menor. “Payés espera recuperar más obras de Mangoré en el futuro, que pertenecían a los archivos de los últimos discípulos suyos en El Salvador, y que fueron diluidas en muchas manos cuando estos fallecieron”, comenta.

Desafío. Para José Carlos Cabrera hay muchos desafíos para un joven guitarrista clásico en nuestro país. “Cualquier músico debe enfrentar en la actualidad el desafío de ofrecer un producto distinto y de calidad. Muchas veces se logran interesantes propuestas, pero los músicos no cuentan con el apoyo y los medios necesarios para que el resultado de su trabajo artístico llegue a la gente”, reflexiona.

Dejá tu comentario