Interior

Focos de calor aumentan en el país y en el Chaco sigue latente el fuego

Los incendios no dan tregua en la zona chaqueña y los pobladores están muy preocupados, pues ven grandes humaredas en territorio brasileño. El combate tampoco conoce de pausas.

El intenso calor que se registra en el Chaco, sumado al viento norte en el departamento mantiene latentes los focos de incendio, que a nivel país aumentó considerablemente. La lucha también continúa.

En la víspera se registraban 307 focos de calor según el reporte de monitoreo conjunto del Instituto Forestal Nacional, la Secretaría de Emergencia Nacional, el Ministerio del Ambiente, la Agencia Espacial del Paraguay, WWF Paraguay y la Facultad de Ciencias Agrarias-UNA .

Se menciona además, que las hectáreas dañadas por el fuego son más de 312.000, y las condiciones climáticas para hoy nuevamente marcan altas temperaturas con vientos del sector norte, que contribuyen a la expansión del fuego.

Si bien en territorio chaqueño se detectan pocos focos de calor satelitalmente en algunos sectores del monte, se observan grandes humaredas que dan indicios de una quema en Puerto Casado, así como en el lado brasileño, según se divisa al otro lado del río frente a Bahía Negra.

La situación preocupa a los pobladores que sufren por el incendio y por sus consecuencias, que seguirán por un largo periodo, según los expertos, pues se estima que tardaría seis años el ecosistema en recuperarse inicialmente, en la zona del Chaco.

SIGUE LABOR. El trabajo de contención continúa por parte de los bomberos voluntarios expertos forestales, funcionarios de la SEN, militares y estancieros que se mantienen alerta ante el avance del fuego. La dificultad que se presenta para ellos es la poca cobertura de telefonía e internet en la lejana zona.

LA COLMENA. El cerro Mbocayaty en el distrito de La Colmena, Departamento de Paraguarí también es afectado por el fuego, “el incendio está muy fuerte. No podemos apagar, hace tres días que estamos trabajando”, dijo la comandante de la quinta compañía Emi Murakami.

Explicó que el acceso al lugar es complicado, y que hay muchas hojas secas y los troncos están flojos, además del viento que también juega en contra.

Dejá tu comentario