Mundo

FMI espera acuerdo entre la Argentina y sus acreedores

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI), mostró ayer su “esperanza” de que Argentina y sus acreedores lleguen a un acuerdo en las negociaciones para reestructurar 66.239 millones de dólares de deuda bajo legislación extranjera.

“Tenemos la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo con una alta participación de acreedores que restablezca la sostenibilidad de la deuda”, dijo en Washington el portavoz del FMI, Gerry Rice.

Hoy vence el plazo dispuesto para que los tenedores de bonos argentinos bajo legislación extranjera puedan adherirse a la propuesta de canje lanzada el pasado 17 de abril por Argentina, que ya fue rechazada por grandes conglomerados de acreedores.

PROPUESTA. La oferta contempla tres años de gracia –por lo que Argentina empezaría a pagar en 2023–, una quita de 5,4% sobre el capital adeudado (3.600 millones de dólares) y una reducción de intereses del 62%, equivalente a 37.900 millones de dólares.

En concreto, se pretende reestructurar 21 títulos divididos en dos grandes grupos: los que surgen del canje de 2005 –que se reabrió en 2010– y los emitidos desde 2016.

Consultado por esta oferta, el portavoz del FMI –ente que también conversa con Argentina por el préstamo dado en 2018, del que el país ya recibió unos 44.000 millones–, aseveró que las negociaciones de Argentina con acreedores son “un asunto bilateral” y el FMI no está involucrado.

En tanto, además de esperar que las autoridades argentinas y bonistas arriben a un acuerdo, Rice se mostró dispuesto a brindar apoyo al país. “Estamos listos para ayudar a Argentina, especialmente en estos tiempos difíciles, ya que el Gobierno argentino busca responder a los efectos sanitarios y económicos del coronavirus y desarrollar un plan económico que restablezca un crecimiento sostenible e inclusivo a mediano plazo”, remarcó.

Días atrás, el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, afirmó que “aún hay tiempo”, para llegar a un acuerdo con los bonistas. “Es nuestra intención llegar a un acuerdo en común con nuestros acreedores”, agregó.

Si Argentina no logra hoy los niveles mínimos de adhesión para la reestructuración de la deuda, se podrá optar por prorrogar el plazo de adhesión hasta cerca del 22 de mayo, día en que si no se afronta un vencimiento por 503 millones de dólares de intereses de tres títulos incluidos en la oferta de canje, Argentina entrará en cese de pagos.

Dejá tu comentario