Mundo

Fiscales piden al Congreso de EEUU investigar a China

 

Una coalición de 18 fiscales estatales, identificados como del Partido Republicano, el mismo del presidente estadounidense Donald Trump, pidieron ayer al Congreso que investigue a China por presuntamente “ocultar” información sobre la “gravedad” del Covid-19 y almacenar al tiempo equipos de protección personal para hacer frente a la enfermedad.

En una carta dirigida a líderes del Congreso, entre ellos la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, los fiscales señalan que el Gobierno chino, ayudado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), “parece haber engañado intencionadamente al mundo en los últimos meses”.

“Informes recientes sugieren que el Gobierno comunista chino ocultó a propósito y con conocimiento información sobre la gravedad del virus, al tiempo que almacenaba equipos de protección personal”, reza la misiva, respaldada por los fiscales generales de Carolina del Sur, Alabama, Alaska, Arkansas, Florida, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Luisiana, Misisipi, Misuri, Montana, Nebraska, Oklahoma, Tennessee, Texas y Virginia Occidental.

Los fiscales respaldan, además, la tesis del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en el sentido de que hubo un esfuerzo por ocultar información. Pompeo indicó recientemente que el Gobierno de EEUU tiene una “enorme cantidad de pruebas” de que el coronavirus se originó en un laboratorio de la ciudad china de Wuhan, algo que Pekín niega.

“El Partido Comunista Chino sigue bloqueando el acceso (a sus laboratorios) al mundo occidental, a los mejores científicos del mundo, para averiguar qué ocurrió exactamente”, subrayó el jefe de la diplomacia estadounidense.

En ese contexto, los fiscales piden responsabilizar a China “por la devastación y destrucción causadas por el Covid-19”, y argumentan que “miles murieron por el virus y millones perdieron sus empleos”.


80.000 muertos
Las muertes por Covid-19 en EEUU superaron los 80.000 fallecimientos, según datos de la Universidad Johns Hopkins, en un momento en que el país registra el mayor número de casos fatales desde hace semanas. EEUU no logra contener la epidemia, con más de 1,3 millones de casos confirmados.

Dejá tu comentario