20 may. 2024

Figuras y su nueva piel en La Noche del Rey

Olimpia presentó en sociedad a su frondoso plantel, a sus nuevas figuras y su nueva indumentaria en la llamada La Noche del Rey que tuvo lugar anoche en el Tigo Manuel Ferreira, donde, previo al encuentro de fondo entre los equipos titulares del local y Guaraní, el público olimpista que se dio cita en gran número saludó y vitoreó a sus jugadores.

Así fueron saliendo a la cancha los futbolistas que forman parte del plantel de Olimpia, cuerpo técnico y dirigencial, encabezado por el presidente de la institución de la avenida Mariscal López, Miguel Cardona.

Precisamente, el mandamás franjeado se refirió brevemente a las aspiraciones del club: “Vamos a luchar siempre con humildad, con el trabajo, con el respeto a los rivales. Ese es el Olimpia que quiero”, resumió antes de salir de la cancha para dar paso al inicio del juego de los equipos titulares de Olimpia y Guaraní. No descartó un último refuerzo.

Regresó Richard. En el primer juego del filo de la tarde (18:30), el equipo alternativo de Olimpia venció remontando por 2 a 1 a Guaraní, con goles de Alan Franco y Manuel Romero. Para Guaraní abrió la cuenta Arístides López. El partido fue arbitrado por Marco Franco.

Este juego resultó el regreso de Richard Ortiz a la actividad futbolística tras sus molestias en la rodilla que lo mantuvo fuera del primer amistoso de la temporada contra General Caballero de Mallorquín.

El Olimpia alternativo formó con Juan Espínola; Sergio Otálvaro, Luis Zárate (se retiró lesionado), Luis Martínez, Facundo Zabala; Diego Torres, Richard Ortiz, Ramón Martínez, Hugo Fernández; Guillermo Paiva y Walter González.

Guaraní alistó a Martín Rodríguez; Alcides Barbotte, Gustavo Vargas, Fernando Román, Miguel Benítez; Rodrigo Amarilla, Ángel Benitez, Estivel Moreira, Arístides López; Víctor Rivarola y Enrique Borja.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.