País

Fieles católicos se adelantan al 8 de diciembre y abarrotan Caacupé

 La llegada de peregrinos a la Villa Serrana es incesante. Muchos promeseros de la Virgencita Azul, para evitar la aglomeración de los días 7 y 8 de diciembre, se adelantan y una semana antes van a visitar la casa de la Santa Patrona.

Pero, de acuerdo al intendente de la ciudad, este año se está duplicando la cantidad de fieles que llegan hasta la Basílica Menor de Caacupé: “Entre el viernes y hoy (por ayer) vamos a estar en el orden de 400.000 a 500.000 personas”.

El sábado último, por fuera de la multitudinaria peregrinación nacional de jóvenes, pudo verse un aluvión de personas que iban camino a la casa de la madre celestial: familias enteras, algunos con bebés en ancas o en carritos, otros en grupos de amigos.

“Esto se adelantó al 8 de diciembre. Es impresionante la cantidad de gente que estamos teniendo, sorprendente es. Por lo menos, en mi tercer año como intendente, te diría que esto es algo que no había visto en años anteriores”, afirmó Diego Riveros, intendente de Caacupé.

El jefe comunal comentó que desde el inicio de la novena a la fecha pasaron por la ciudad alrededor de 1 millón de personas, por lo que –a su parecer– la previsión inicial de visitantes a la festividad mariana pegará un salto.

“En el tiempo de lo que es el inicio del novenario, del 28 de noviembre a ayer domingo, más de un millón de personas ya pasaron por la ciudad. Y creemos que este año se va a superar fácilmente la estimación original de 3 millones, por el volumen de peregrinantes”, dijo al insistir en que “fácilmente duplicamos el número de visitantes” en relación a años precedentes.

Adelantados. A lo largo de la ruta 2, desde el puesto de peaje de Ypacaraí hasta la entrada a la capital espiritual del país, pudo verse la gran cantidad de promeseros, durante el reciente fin de semana.

Esta afluencia masiva de fieles responde a que la mayoría busca evitar la aglomeración en el Día de la Virgen de los Milagros. “Hay gente que tradicionalmente venía el 8; hoy se están adelantando, esperando encontrar menos aglomeración de personas. Pero, por el volumen mismo básicamente encuentran lo mismo”, apuntó Riveros.

Estima que este movimiento se va a mantener en el transcurso de la semana, en la medida en que las condiciones climáticas ayuden.

Admitió que esto les obliga a redoblar esfuerzos en el operativo desplegado desde la Comuna. “Tampoco estimábamos esta cantidad de gente esta semana, por ende apuramos el apoyo de otras instituciones como el de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para poder recolectar la inmensa cantidad de basura”, refirió al sopesar que la proporción de desperdicios aumenta a la par de la llegada de más feligreses.

El Ministerio de Salud lanzó su operativo de cobertura, pero este reciente fin de semana no se vieron sanitarios ni puestos de atención en la ruta 2.

Dejá tu comentario