Economía

Fábricas, obras civiles y prestadores de servicios vuelven a reactivar hoy

El sector industrial y el de la construcción retornan a su ritmo con estrictas medidas, luego de 54 días de cuarentena. Más de 600.000 operarios volverán a dinamizar una economía rezagada.

Mediante el Decreto del Poder Ejecutivo N° 3576 se puntualizaron ayer los detalles de lo que será la llamada cuarentena inteligente; es decir, una flexibilización para actividades productivas, por la que los sectores industrial, construcción y prestadores de servicios en el local del cliente retornarán hoy paulatinamente a la actividad remunerativa, luego de 54 días de restricción casi absoluta.

Desde hoy y hasta el 25 del corriente deberá cumplirse un cronograma, con especificaciones para los sectores mencionados, con posterior evaluación técnica del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS). Un factor común en las tareas cotidianas será la implementación de cuadrillas, la rotación del personal y el trabajo sin aglomeraciones.

Entre los sectores con gran número de operarios a los que se permitirá la reanudación de su dinamismo está el manufacturero, donde se calcula que hay 640.000 trabajadores. La Unión Industrial Paraguaya (UIP) estuvo en días anteriores distribuyendo –al decir de su vicepresidente administrativo, Gerardo García– elementos para seguir el estricto protocolo sanitario entre sus empresas asociadas.

“Normalmente para la industria resultará más oneroso tener que tomar las medidas porque se trata de mayor equipamiento; y como consecuencia el rendimiento aún no será del 100%, porque se precisa formar cuadrillas y hacer rotación. En definitiva, se tendrá menos rendimiento, pero la oportunidad de empezar a trabajar es fundamental”, sostuvo García.

Al tiempo de mencionar que la situación ya estaba agobiando a la mayoría de los socios, indicó que lamentablemente no se está recibiendo la suficiente ayuda de parte de las entidades financieras, a pesar de que el Gobierno estableció herramientas para tal fin.

“Como UIP instamos a todas las fábricas a que prioricen el aspecto sanitario, a pesar de que ya sabemos que la primera repercusión que se padecerá será en el ámbito logístico: No vamos a tener el mismo movimiento de reposición de la materia prima por los problemas de vuelos y de conexión que aún están paralizados”, destacó.

Respecto a lo que se perfila a mediano y largo plazo, García adelantó que el sector está seguro de que se tendrá una incidencia como mínimo de entre 30% y 40% menos de rendimiento en la manufactura, puesto que para recuperarse llevará mucho tiempo, hasta que la gente vuelva a tener capacidad de pago.

Embed


La construcción privada a cielo abierto comenzará a operar de nuevo
En el ámbito de las obras civiles (construcciones privadas), el vicepresidente de la Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco), ingeniero Guillermo Mas, calculó que serán unos 200.000 operarios quienes tendrán la posibilidad de incursionar en la fase 1 de esta cuarentena inteligente, desde hoy.
“Este es un sector en el que muchos viven el día a día, sobre todo los más informales, acostumbrados incluso a un pago semanal que en toda esta pandemia no llegó, porque no se pudo desarrollar ninguna actividad”, sostuvo.
El directivo mencionó que en las obras públicas por suerte se vienen moviendo unos USD 100 millones mensuales y que las civiles ingresarán hoy para darle más dinamismo, en la etapa de limpieza de terreno, construcción de cimientos, fundaciones, pilotes, mampostería y replanteo, todo al aire libre, como lo especifica el decreto correspondiente.
Adelantó que aún hay incertidumbre en el ámbito, a largo plazo, sobre si los interesados invertirán o no en un escenario complicado, lo que significan las construcciones.

Dejá tu comentario