Política

“Era una oportunidad para dar un paso hacia la transparencia”

La legisladora sostuvo que con lo resuelto en Diputados con la ley de financiamiento no hubo ganadores, que perdió todo el Paraguay. Señaló que el proyecto se convirtió en un Frankenstein creado por los colorados y que no le pueden atribuir los errores que cometieron.

La diputada patriaqueridista Rocío Vallejo fue la principal promotora del proyecto de ley que buscaba el control y la trazabilidad de los fondos utilizados por los candidatos desde las internas partidarias, durante una campaña electoral. No consiguió su objetivo y la normativa fue completamente mutilada por los colorados y tres liberales llanistas. En una larga conversación con Última Hora ayer, dijo que su esperanza es que el Senado modifique lo aprobado en la Cámara de Diputados o en todo caso, que el presidente de la República vete la iniciativa.

–¿Qué reflexión le deja lo resuelto en Diputados?

–Que con lo aprobado por mis colegas no hubo ganadores, perdió todo el Paraguay.

–¿Cómo se dio la presentación del proyecto de ley?

–El 11 de diciembre se presenta un proyecto de ley de modificación de leyes referentes al financiamiento político. Esto se presenta como consecuencia de algunas publicaciones periodísticas relacionadas a una precandidata a intendente de Asunción (Cynthia Tarragó, detenida en EEUU) por los hechos por todos conocidos y también como consecuencia de la ley de desbloqueo.

–¿Por qué el control debe ser diferente?

–Con el desbloqueo, las campañas se vuelven más individuales y lógicamente que ya no tenemos candidatos rellenos en las listas, entonces cualquiera de los que están en una lista, por ejemplo, de concejales municipales que son 12, el número 12 ya no es un candidato relleno, él puede ser el candidato electo si tiene la mayor cantidad de votos y su partido o movimiento se ganó una banca, y al no ser el número 1, entonces lo que eso hace es que los candidatos lógicamente van a buscar fuentes de financiamiento para poder visibilizarse y hacer sus campañas de una manera muy individual, aunque sea dentro de una misma lista.

–Desde su presentación, el proyecto tuvo detractores.

–Surgieron muchas observaciones de todos los sectores, muchas oposiciones y como estábamos en receso parlamentario convoqué a reunión técnica a gente de la Seprelad, la SET, Justicia Electoral y la Contraloría. Comenzamos a trabajar sobre el proyecto original, hablamos con las instituciones, y ajustamos el proyecto inicial en varios puntos.

–Y fue el proyecto que finalmente se puso a consideración...

–Lo que quiero dejar muy en claro, porque esto también se va a tratar en el Senado, es que el proyecto original sufrió dos modificaciones, una se denominó versión Vallejo y la otra versión Asuntos Constitucionales en minoría, y aclarar que ese dictamen tuvo entrada el día de la sesión. El proyecto original fue modificado y sobre ambas versiones se trató.

–¿Qué pretendía su proyecto?

–Yo dejé muy en claro, en primer lugar, que el espíritu del proyecto es que cada candidato rinda cuentas, a través de una declaración jurada ante el tribunal partidario, presentada al inicio, a mitad y al final de la campaña, diciendo la cantidad de ingreso que tuvo, y quiénes aportaron, con número de cédulas y en qué está gastando. Eso decía el proyecto y que debía ir a Justicia Electoral, para que publique en tiempo real lo que cada candidato estaba recibiendo y en qué estaba gastando. El TSJE tiene un sistema que permite hacer todo eso.

–¿Qué más establecía?

–También incluimos la declaración de intereses, o sea con qué tipo de empresa está vinculado el candidato. En ningún lado dice que hay que presentar balance, también se establecía que solamente el movimiento o partido tenga RUC, y contra esto estuvieron argumentado en toda la sesión, pero expliqué que eso ya estaba modificado, todos tenían la modificación.

–¿Los colorados aprobaron puntos que en principio cuestionaban?

–Otra cuestión que objetaron muchísimo y que analizamos bastante todos los problemas que podía acarrear, es el tema de que Justicia Electoral sea la que anule las candidaturas en el caso que sea comprobada la utilización de dinero sucio, una vez que fuese proclamado el candidato. Nosotros sacamos el castigo de la candidatura proclamada y le incluimos que sea una sentencia judicial la que inhabilite. Ellos mantuvieron eso que criticaron durante todo el proceso. Yo les advertí, les dije que corregimos, miraron el proyecto y aprobaron igual. Que quede claro, ese es el proyecto del Partido Colorado, el Frankenstein es colorado, porque ellos aprobaron esto, que no me quieran atribuir los errores que ellos cometieron.

–¿Tampoco permitieron la creación de una unidad de prevención de lavado?

–Incluimos algo muy importante a sugerencia de la Seprelad, que es que la Justicia Electoral tenga una unidad de prevención de lavado de dinero dentro del TSJE, un departamento, una unidad especializada. Le pedí a los colegas que no confundan las cosas, porque existe una etapa de prevención y una etapa de represión. En la etapa de prevención existen requerimientos a los órganos que son supervisores de los sujetos obligados, lo único que se aprobó de mi proyecto es que los partidos y movimientos sean sujetos obligados conforme a la ley de prevención de lavado de dinero.

–¿Con eso se eliminó la inclusión de Seprelad también?

–Los bancos, su órgano de supervisión son las superintendencia de bancos, las cooperativas es Incoop y en el caso de los partidos políticos, su órgano de supervisión natural es la Justicia Electoral, entonces tiene que tener una unidad de prevención de lavado de dinero y tiene que tener gente especializada y conexión para trabajar de manera conjunta con Seprelad, eso eliminaron también. Eliminaron una ley vigente, que establece que la SET y la Seprelad coadyuvarán con Justicia Electoral en la fiscalización, le quitan a Seprelad de la ley. Es gravísimo que se le saque a Seprelad, por lo visto les molestaba muchísimo que este ahí.

–Dijo que les dieron un premio consuelo. ¿A qué se refiere?

–Nosotros incluimos que cada candidato debe decir de dónde saca sus ingresos, y nos dieron como consuelo, como ese caramelito que se le da a los niños cuando pierde un concurso, que en las generales todos aquellos que pugnen por un cargo de ordenador de gastos van a tener que decir cuál es el origen de sus ingresos. Pero qué pasa, con el presidente del Congreso, que también es del Senado, y con el presidente de la Cámara de Diputados, que manejan presupuesto de un poder del Estado, y ahí como nunca sabemos quién puede llegar a la presidencia, porque cualquiera de los legisladores puede ser, tienen que ser incluidos todos. Todo lo que es colegiado quedó afuera. No pugnamos para ser ordenadores de gastos, pero podemos llegar a serlo.

–¿Es peligroso lo que se resolvió?

–Esto está mal, y la ciudadanía tiene que darse cuenta. La semana pasada tuvimos un caso de un chico candidato a concejal donde está totalmente vinculado con el microtráfico. Si una persona llega auspiciada por una cuestión relacionada a drogas, esa autoridad va a responder a ese grupo y va a mal utilizar su autoridad para que ese grupo trabaje tranquilamente matando a nuestros niños, niñas y jóvenes. Es lo que no queremos más. No es que no importan los medios para lograr el fin, porque acá el medio para lograr el fin es el puesto y luego el puesto para proteger el medio, es grave el tema.

–¿Cómo queda la obligatoriedad a los bancos para abrir cuentas?

–Incluyeron que se le obligue a los bancos que abran una cuenta en 48 horas. En este punto lo que hay que decir es que los bancos están sometidos a muchísimas normativas, nacionales, internacionales y no podemos obligar por ley, porque ellos tienen que evaluar por riesgo. Aparte del tema de la prevención del lavado de dinero en las entidades financieras en general, ellos tienen que evaluar el riesgo que cualquier tipo de negocio o empresa o de persona que quiere abrir una cuenta significa para una persona y ellos evalúan y tienen su matriz de riesgo que es un departamento diferente al de lavado de dinero.

–¿Quedó frustrada con lo resuelto por sus colegas?

–Pensé que iba a ser una discusión mucho más técnica, porque incluso mantuvieron su versión que mi proyecto era inconstitucional, y cuando pregunté qué norma se estaba violando y me dicen el 283 y habla de la intervención de la Contraloría, que ya habíamos explicado que se modificó y ellos mismos aprobaron. Corregimos lo que estaba mal y dejamos para las generales la intervención de la Contraloría. Su argumento de la inaplicabilidad que sostuvieron durante la sesión (los colorados), todo se les explicó. En realidad no encuentro un solo argumento válido para decir que esto no es aplicable.

–¿Esta aprobación, puede afectar en la evaluación país de Gafilat?

–No sé si pueda afectar, porque lo que se va a evaluar es más bien judicial, pero puedo asegurar que iba a sumar bastante que el Paraguay dé un paso importante como este. Un país que tome esa decisión de transparentar la cuenta y los ingresos de los políticos se va a tomar como un país que quiere hacer bien las cosas.

–¿Existe temor a la transparencia?

–Hay temor a la transparencia. Me cuesta entender porqué plantean cuestiones como obstáculos que en realidad no son. El origen de todos los males, la percepción hacia los políticos es 100% corrupción, tomemos las medidas necesarias y controlemos el dinero de los políticos, desde el inicio, que no entren más personas vinculadas a estos delitos y que sea claro y transparente. Tiene que ser una cuestión de estado, una política pública.

–También se habló de la compra de votos.

–Escuchamos cuestiones como que no se puede facturar el voto que se compra, se estaba justificando que no hay facturas para hechos de corrupción, llegamos a ese punto.

–Muchos dijeron que los candidatos del interior tendrían problemas para cumplir con la ley.

–Ese fue otro argumento, que la gente no va a poder hacer, que se va a desalentar la participación en la política, yo me pregunto nomás, llegar a un cargo electivo implica el triple de responsabilidad porque es la ciudadanía quien nos elige. Uno tiene que ser transparente y rendir cuentas. Dicen que la gente no va a saber llenar una declaración jurada, los aportes que se le da cada año a los partidos, el 30% se tiene que destinar para capacitación de manera obligatoria, capacitémosle a la gente, si no saben llenar una declaración jurada, invirtamos en transparencia en los controles que sean necesarios.

–¿Qué espera del Senado?

–Que puedan modificar lo aprobado y si llegan a matar de una vez la normativa que el presidente Mario Abdo Benítez, vete si es que está a favor de la trazabilidad. Es bueno ver qué se dice y qué se hace.




Dentro del espectro de lavado de dinero y previendo todo esto, incluimos a los partidos como sujetos obligados y es lo único que quedó de nuestro proyecto. Dejaron en terapia intensiva el proyecto.

El argumento de la inaplicabilidad de mi proyecto, que sostuvieron durante la sesión (los colorados), todo se les explicó, en realidad no encuentro un solo argumento válido para decir que esto no es aplicable.

Dejá tu comentario