Interior

En boda comunitaria 130 parejas se juraron amor eterno en Horqueta

En la víspera se registró el récord en la cantidad de casados en un solo día. La Fundación Santa Librada impulsa los casamientos comunitarios y ya concretó más de 1.000 uniones religiosas.

El amor en tiempos de pandemia. Hace 57 años, Pascuala González (73) y Ramón Ocampos (82) son pareja y formaron una familia, pero recién ayer lograron dar el sí en un emotivo casamiento comunitario religioso. Ellos forman parte de las 130 parejas que se casaron ayer en la parroquia Nuestra Señora del Rosario, en Horqueta, Departamento de Concepción.

A 57 años de vivir juntos, doña Pascuala González y Ramón Ocampos cumplieron con el sueño de la boda religiosa. Los años no fueron un impedimento para dar el paso de formalización ante la Iglesia. “Somos pareja desde 1964. Nunca pudimos casarnos, pero ahora lo concretamos felizmente gracias a la Fundación Santa Librada”, dijo doña Pascuala, quien lució un hermoso vestido de novia.

La multitudinaria fiesta se realizó con el apoyo de la Fundación Santa Librada, que impulsa los casamientos comunitarios, siendo el de Horqueta el que rompió el récord de casados en un solo día con 130 uniones. En anteriores ceremonias se llegó a unir a 120 parejas.

PROGRAMA. La Fundación Santa Librada les obsequió el anillo, el maquillaje y peinado, y les prestó el vestido y los trajes. Más de 1.000 parejas ya fueron enlazadas en matrimonio civil y religioso en los siete años que lleva el programa Ikatu Ñandejára Oî Chendive.

Parejas de todas las edades dieron el sí, en medio de una ceremonia con todos los protocolos sanitarios para evitar el contagio del coronavirus (Covid-19). Las novias lucieron hermosos vestidos con un ramo de flores de color rosa y los novios vistieron trajes de color negro.

La ceremonia duró más de dos horas. Solo las parejas ingresaron para la ceremonia en la iglesia Virgen del Rosario. Por ello, los familiares y amigos siguieron a través de una pantalla gigante, que se instaló en el patio de la iglesia.

Entre los que aceptaron dar el sí, se destaca también que tres hermanas menores de 30 años decidieron unir sus vidas con sus parejas. “Contentas estamos por esta oportunidad que aprovechamos las hermanas”, dijo Shirley Medina, de 28 años.

APOYO. La Fundación Santa Librada apoyó este primer casamiento comunitario que se constituye como el más grande del país con 130 parejas, comentó Víctor Centurión, gerente de proyectos de la fundación. “Queda el desafío a algún cura párroco que quiera superar esta marca récord”, dijo Centurión.

La institución apoya el empoderamiento de las mujeres con las capacitaciones en oficios como en la elaboración de panes y otros. En este caso, en Horqueta se instaló una panadería que permitirá la independencia económica de las beneficiadas.

Dejá tu comentario