Sucesos

Empresarios ligados a apuestas paran causa con recusación

 

Los abogados de los empresarios, dueños del Crown City Play, recusaron a la fiscala Esmilda Álvarez, quien los investiga por estar supuestamente operando ilegalmente el juego de apuestas deportivas, pese al término del contrato, por lo que ahora el caso está parado, mientras se le confirma a la agente o se designa un nuevo fiscal.

Los representantes de Montego Trading SA (con su marca Crown City Play) están siendo investigados por operar clandestinamente con apuestas deportivas, tanto en páginas webs y en locales habilitados, al margen de la ley, según la denuncia.

El 9 de marzo del 2017, la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar) otorgó a la firma Montego Trading una autorización provisoria para explotar juegos de azar, en el ámbito de apuestas deportivas, en Concepción, y luego se permitió en más locales.

A finales de ese año, Daruma Sam (bajo su marca Aposta.la) ganó la licitación y obtuvo la exclusividad para operar apuestas deportivas en todo el Paraguay. Allí revocaron la autorización a Montego; sin embargo, la empresa decidió desconocer eso y habría seguido operando y habilitando locales en todo el país.

La fiscala Álvarez presentó la imputación ante el juez Humberto Otazú contra Carmen Carolina Duarte, Erick Fernando Martín Vázquez –ambos de nacionalidad paraguaya– y Gerardo Bermúdez Arreola (mexicano).

Los hechos por los que son investigados son producción de documentos no auténticos, violación a la ley de marcas y evasión de impuestos.

Lo grave es que estos empresarios ya cuentan con otra causa que está en etapa de audiencia preliminar, donde debe decidirse si se eleva o no a juicio.

EVASIÓN Y LAVADO. Justamente el abogado Carlos Sacco había explicado que en el tema de juegos clandestinos cuando existe evasión de impuestos se podría hablar de un presunto lavado de dinero, ya que es un precedente del lavado de activos.

Destacó que muchas veces no existe la trazabilidad, por lo que el Estado no puede ejercer un control, ya que las entidades bancarias muchas veces no abren una cuenta, justamente por la falta de confianza, teniendo en cuenta que muchos operan de manera clandestina.

FIRMAS CLANDESTINAS. Hoy en día todavía se desconoce la cantidad real de las empresas que estaría operando de manera ilegal, pero se sospecha que son más de 30, ya sea en los juegos de azar, las apuestas deportivas, las quinielas y con las máquinas tragamonedas.

Hoy el país está en la mira, puesto que técnicos de Gafilat están haciendo evaluaciones.

Dejá tu comentario