País

Embarazo adolescente llena 5 veces un estadio de fútbol

 

En cada periodo de gobierno en Paraguay, las niñas y adolescentes con sus hijos llenan 5 veces el estadio Defensores del Chaco (con capacidad máxima de 42.000 espectadores), según Adriane Salinas Bomfim, oficial de Salud Sexual y Reproductiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa). Unas 100.000 niñas y adolescentes con sus hijos e hijas suman en este tiempo 200.000 personas que tienen su futuro comprometido.

Además de estas 100.000 niñas y adolescentes, 18.000 de ellas tienen al menos uno o dos hijos, subiendo la cifra a 240.000 personas, que son el rostro de la desigualdad en Paraguay.

“Esta cifra, para un país de 7 millones de habitantes, es demasiado alarmante para decir: Este problema lo dejo para el gobierno que viene”, apuntó Salinas.

Esta situación interpela a toda la sociedad. Adriane recordó que en Paraguay dos niñas de 10 a 14 años están dando a luz por día y al menos dos adolescentes de 15 a 19 años cada 60 minutos, según los registros de los servicios hospitalarios donde se realizaron los partos.

Otras cifras que preocupan son las proveídas por el Ministerio de la Niñez y Adolescencia y la Fiscalía de la Niñez, que registran 7 denuncias de casos de abusos sexuales por día.

EMBARAZO EN ADOLESCENTES1.jpg

¿Cómo revertir estos números? Salinas dice que se debe aumentar la inversión en las políticas de salud y asegurar el acceso a la educación e información dentro y fuera de las escuelas, con un fuerte involucramiento de la familia.

Hay evidencia científica de que la familia debería ser el primer y principal lugar donde niñas y adolescentes obtienen información, “pero en la sociedad paraguaya la realidad es que los padres y las madres no están preparados para hablar sobre estos temas”, afirmó.

Para superar esto debe existir una corresponsabilidad de todas las instituciones en dar las herramientas necesarias y cumplir con una recomendación internacional, que es educación integral de la sexualidad dentro y fuera del sistema de salud, precisó la representante de Unfpa.

Si no se tienen todas las herramientas en el sistema formal de salud no se podrán reducir los embarazos, porque la educación integral de la sexualidad permite el contacto con los niños y adolescentes y sus familias desde un abordaje integral y más sistemático desde los servicios de salud, ofertando métodos anticonceptivos e información para las adolescentes que decidieron tener relaciones sexuales.

Salinas recordó que 3 de cada 10 estudiantes del 8º a tercer curso de la educación media ya se iniciaron en las relaciones sexuales antes de los 15 años, es decir, que los adolescentes están teniendo relaciones sexuales sin información, sin cuidarse, sin protegerse.

Esto es, según la doctora, darles a los chicos y a las chicas las herramientas para decidir sobre una parte clave de sus vidas, el proyecto de vida de formar una familia, de saber cuándo tener hijo, cuántos hijos tener y con quién. “No como está sucediendo ahora que casi la mitad de los embarazos no son planificados”, resaltó la profesional.


12.544
partos de adolescentes se registraron en los centro públicos de salud en 2018, según los registros.

380
partos correspondieron a niñas y adolescentes de entre 10 y 14 años, según datos de hospitales públicos.

En embarazos de menores de 15 años, hay una vulneración grave de derechos. La mayoría está en unión con un adulto.
Adriane Salinas,
representante Unfpa.

Bien informados
Adriane Salinas destacó que el 40% de los estudiantes que reciben información basada en evidencia científica sobre sexualidad retrasan el inicio de las relaciones sexuales, reducen el número de parejas sexuales y adoptan comportamientos sexuales responsables, es decir, mantienen relaciones igualitarias, libres de violencia.

137
millones de dólares de pérdidas al año genera el embarazo adolescente al Estado paraguayo, según informe.

Dejá tu comentario