Deportes

El millonario negocio de las apuestas

Cuál es el fondo de la cuestión de la "guerra" dirigencial de los clubes y Trovato.

La entre comillas “guerra” dirigencial generada la semana pasada, en la que supuestamente el presidente de Olimpia, Marco Trovato, estaría vinculado a una empresa de apuestas, podría tener otro trasfondo.

Más allá del “supuesto reclamo ético” de los 10 presidentes de clubes de Primera. El fondo de la cuestión se resume a la millonaria ganancia que generan las casas de apuestas y nadie quiere quedar fuera del negocio, ni siquiera la APF.

La única empresa legal de apuestas por internet que aporta al Fisco en Paraguay mueve USD 4.000.000 al año. Esta empresa es Daruma Sam SA (que opera con el nombre de Apostala), la misma tiene contrato desde junio del 2018 y hasta el 2023.

José Ortiz, representante del Ministerio de Hacienda ante la Comisión Nacional de Juegos de Azar, expuso que la empresa “aporta en promedio G. 2.100 millones al mes, con lo que la contribución anual ronda los G. 25.000 millones (unos USD 4 millones al tipo de cambio actual). Además Ortiz refiere que en el país operan varias casas clandestinas de apuestas: “Existen al menos otras 3 empresas que están operando en este negocio por internet, como Crown City (www.apuestasjockey.com)”.

“Desde Conajzar se hicieron varias denuncias y allanamientos incluso y la misma fue imputada por el Ministerio Público. A pesar de ello, sigue operando”, remarcó Ortiz.

APF RECLAMA DINERO. Marco Trovato denuncia que la APF está litigando desde el 2017 en los tribunales una “declarativa de certeza de los derechos económicos que le corresponden en las apuestas deportivas de partidos o encuentros futbolísticos correspondientes a torneos organizados por la misma así como de partidos y torneos y/o campeonatos internacionales en los que participa la Selección Nacional de fútbol, cualquiera sea la categoría y que explotan personas físicas o jurídicas habilitadas por la Conajzar sin el consentimiento de la misma”.

No se entiende entonces cómo la APF, una entidad sin fines de lucro, reclama derechos económicos de apuestas y, por otro lado, tiene un Código de Ética que lo prohíbe.

4.000.000 de dólares al año aporta Daruma Sam SA (Apostala). Los ingresos son para la SND y otras dependencias.

“Existen al menos otras 3 empresas que están operando en este negocio por internet, uno como Crown City”. José Ortiz, Ministerio de Hacienda.


Nueva ley
De modo a un mejor control sobre las empresas que operan al margen de la ley, Conajzar espera que el Congreso trate el proyecto que da una mayor autonomía a la institución. “Tenemos demasiados juegos funcionando de forma clandestina y de acuerdo a la legislación que tenemos, hay muchas debilidades para combatirlos. La actual ley es obsoleta ”, dijo Ortiz.



Dejá tu comentario