Política

El FBI y agencias de EEUU llevarán ante la Justicia caso del avión iraní

Varias agencias de investigación están profundizando en el caso del avión que estuvo en Paraguay para llevar cigarrillos de Tabesa. Departamento de Comercio, FBI   y Oficina de Industria indagan. 

El FBI continúa investigando el polémico caso del avión venezolano-iraní que salpica a la empresa del ex presidente Horacio Cartes. Asegura que llevará ante la Justicia a las personas implicadas en apoyo a actividades de terrorismo internacional.

Varias agencias del Gobierno de Estados Unidos están incursionando en la investigación tras la última decisión tomada, la de solicitar la confiscación del avión iraní que estuvo en Paraguay, en mayo pasado.

Un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos señaló que están buscando a las personas que contribuyen con estas actividades ilícitas.

El encabezado señala que el avión Boing 747 fue transferido recientemente de una aerolínea iraní designada a América del Sur en violación a las leyes específicas de control de exportación de Estados Unidos.

La orden de incautación del avión venezolano-iraní se dio luego de la orden de incautación en el tribunal de Distrito de Columbia, EEUU.

Alega que el avión fabricado en EEUU está sujeto a decomiso, debido a violaciones de las leyes de control de exportaciones relacionadas con la transferencia no autorizada del avión de Mahan Air, que es una aerolínea iraní vinculada a la islámica Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Fuerza Quds (organización terrorista). Así como la Empresa de Transporte Aerocargo del Sur (Emtrasur), que es una aerolínea venezolana de carga.

AGENCIAS QUE INVESTIGAN. El polémico caso del avión venezolano-iraní que salpica a la empresa del ex presidente está siendo investigado también por el Departamento de Comercio, la oficina de Campo de Miami de la oficina de Industria y Seguridad, la oficina del Campo del FBI en Miami. El informe del Departamento de Justicia menciona al subdirector interino de contraterrorismo Kevin Vorndran, del FBI.

Refirió que la incautación demuestra la persistencia en el uso de todas las herramientas para responsabilizar al Gobierno iraní, a las personas y empresas afiliadas cuando violan las leyes estadounidenses.

“El FBI, junto con nuestros socios internacionales, continuará buscando a aquellas personas que contribuyen al avance de las actividades malignas de Irán, y se asegurará de que sean llevadas ante la Justicia, independientemente de dónde y cómo intenten esconderse”, recalcó.

El fiscal federal auxiliar Rajbir Datta de la oficina del fiscal federal para el distrito de Columbia; el fiscal federal auxiliar Andy Camacho, del distrito sur de Florida, y la abogada litigante Elizabeth Abraham, de la sección de Contrainteligencia y Control de Exportaciones, están manejando la incautación y la investigación con la asistencia del especialista paralegal Brian Rickers y la asistente legal Jessica McCormick.

El informe señala que la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia brindó una asistencia significativa en el trabajo de las autoridades argentinas.

A NIVEL LOCAL. El ministro Anticorrupción, René Fernández, había enviado un informe a la Fiscalía, donde reveló las conexiones de las personas que dieron apoyo logístico a los tripulantes de la aeronave retenida en la Argentina.

Usaron el servicio de la empresa de turismo Mauasi, propiedad del ciudadano uruguayo Ezequiel Santoro da Silva, quien a su vez subcontrató a otra firma donde figura Darío Eugenio Díaz Ocampos. Ambos cuentan con proceso por trata internacional dentro del operativo Taranis.

Dejá tu comentario