Sociales

El arte de crear con calidad y amor

 Emprendimiento. La pandemia obligó a muchos a reinventarse y crear nuevas formas de emprender y cumplir sueños. Este es el caso de Florencia Boutique.

El escritor Roy T. Bennett decía: “No tenga miedo al fracaso. Tenga miedo de no intentarlo”. La citada frase representa a muchos emprendedores hoy en día. La pandemia no solo trajo malas noticias. Para algunos fue el empujón para iniciar un emprendimiento y demostrar su talento y ganas de salir adelante. Así lo hicieron Alexandra y Florencia Bonett, con Florencia Boutique.

La forma en que se va vestido habla de uno, transmite información. La ropa conlleva una búsqueda de identidad o de diferenciación con los demás. Por ello, adquiere tanta importancia para algunos jóvenes que encuentran en ella su identidad personal y su pertenencia a un grupo. Por esa razón, en la actualidad son muchas las personas que apuestan a la exclusividad de diseño y personalizan sus prendas.

Creer. Con el lema Crean y Creen, No hay nada imposible nace Florencia Boutique, que se posiciona para romper los esquemas de la moda actual con prendas pintadas a mano y dar un nuevo valor al arte. Con sus propuestas tratan de trasmitir la esencia única de cada persona. “Florencia es una boutique online en donde podes encontrar todo tipo de prensas. Todos los productos son pintados a mano y con mucho amor”, menciona Alexandra Bonett fundadora y encargada de marketing de la marca

En el sitio se pueden encontrar prendas como remeras, jeans, camperas y ropa para bebés. “Todo los productos son pintados a mano y con mucho amor”, indica la joven.

La marca pasó mucho tiempo en el tintero, pero gracias a la pandemia vieron una oportunidad para lanzarla y encontraron mucha alegría y satisfacción por la aceptación de la gente. “No es fácil emprender en ninguna parte del mundo lo importante es la determinación, las ganas, el apoyo de tus seres queridos y como te visualizas en el futuro”, añade.

Inicio. Antes de lanzar la propuesta participaron de una capacitación para lograr que el producto lanzado sea de calidad y guste al público. El costo de las prendas varían de acuerdo al boceto y colores con el diseño que se elija. “Lo que más se piden son las remeras. Las personas pueden personalizar sus pedidos y nos encanta plasmar tal cual sus ideas”, expresa Alexandra, quien es comunicadora Social y se dedica al marketing y consultoría para empresas.

Florencia es modelo, tiene 16 años y es la creadora de todos los productos de Florencia Boutique. Aún sigue en el colegio y organiza su tiempo para sacar la marca a flote.

A futuro. Alexandra comenta que próximamente se vendrán nuevos productos que podrán encontrar en su página de Facebook e Instagram @florenciaboutiquepy.

Las jóvenes esperan seguir creciendo y posicionar a su marca nacional, y que la misma sea querida y requerida. “Estamos trabajando para ello, tenemos muchas ideas y más que nada que el arte y la moda nacional sea valorada”, finalizó.



Dejá tu comentario