Economía

Durante Black Friday, CDE facturó unos USD 300 millones

 

El Black Friday dejó saldo positivo en todos los órdenes. En cifras no logró superar a la primera edición realizada en el año 2012, pero fue lo suficiente para cortar un magro año como consecuencia de la crisis económica regional. Los empresarios aseguran que se sentirá el impacto positivo en los diversos sectores.

“Es difícil dar la cantidad, porque hay muchos comercios que no reportan a nuestra organización, sin embargo también fueron parte de la fiesta. Sobre la facturación por referencias de datos que tenemos de las superempresas, nos aventuramos a decir que logramos llegar a los USD 300 millones. No se superó al evento del 2012, que se desarrolló en otra situación y fue la primera, por lo que tenía una mística especial, la gente quería vivir lo que era un Black Friday”, comentó Juan Vicente Ramírez, vicepresidente de la Cámara de Comercio y Servicio de Ciudad del Este.

En 2012 la capital departamental fue la primera en realizar este tipo de megaferia de descuentos en Sudamérica, por lo que la experiencia fue diferente, la gente compró más. “Tal vez la situación económica estaba mejor, hoy estamos pasando por una coyuntura difícil en toda la región y eso hace que no hayamos llegado a los USD 380 millones facturados durante aquella primera vez”, agregó.

300.000 personas. El empresario comentó que la ciudad, durante los cuatro días que duró la megaferia de descuentos, recibió a más de 300.000 personas, la mayoría del Brasil.

“Entre las firmas hay empresas que tienen más de 200 empleados –hay algunas con 800 incluso– y tienen normalmente contratados influencers en redes sociales, que ayudan a difundir el mensaje”, sostuvo.

Insistió además en que se trata del mayor evento de este tipo en la región. “Son 5.000 comercios que nos hacen ser el mayor Black Friday de Latinoamérica. No hay otra ciudad que tenga esta capacidad de poner esa cantidad de comercios, concentrada en pocas manzanas y que al mismo tiempo ofrezcan más del millón de productos en oferta”, enfatizó orgulloso.

Aseguró que todos están muy satisfechos en cuanto a los resultados logrados, porque todo fluyó muy bien, y se logró la integración de las asociaciones civiles y públicas para el evento, con lo que queda una referencia de que juntos se pueden hacer grandes eventos y que la ciudad tiene la capacidad para recibir a mucha gente.


“La ciudad sigue siendo una gran opción de compras”
Por su parte, el empresario Jorbel Jacson Griebeler calificó que este Black Friday llenó de alegría a Ciudad del Este, que después de mucho tiempo vio sus calles repletas de compradores. Dijo que el evento puso a prueba su tienda, donde en los cuatro días de la feria recibieron a 59.000 personas moviendo 109.000 ítems.
“Fue una experiencia increíble que dejó a los clientes felices y motivados. Concluimos este evento con el sentimiento del deber cumplido. Ciudad del Este tiene un futuro extraordinario y puede seguir siendo uno de los principales centros comerciales del mundo, que de hecho ya es reconocida como una gran opción de compra a más de 50 años de su fundación”, comentó.
Este tipo de evento resulta todo un desafío, porque se tienen que cuidar varios aspectos, de acuerdo con las expresiones de los organizadores, quienes tuvieron el apoyo del Cuerpo de Bomberos local, responsables del hospital con ambulancias, también refuerzos en cuanto a la seguridad que ofrece la Policía Nacional.

Dejá tu comentario