Política

Directorio del PLRA podría recomendar juicio a fiscala

 

Con 28 votos en Diputados, el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) tendría la fuerza para forzar a que en la Cámara Baja se impulse el juicio político a la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez. Si bien en esa cámara los liberales están bastante fragmentados, se sabe que el ala que responde a la postura institucional espera una decisión partidaria del Directorio para tener aval de impulsar el juicio a la titular del Ministerio Público.

El PLRA no pasa aún de formalizar un pedido contra Quiñónez con aval del Directorio, pese a que varios de sus principales actores están de acuerdo con que la gestión de la titular de la Fiscalía en particular por la omisión de la investigación a Horacio Cartes, configura elementos para que se impulse un juicio político.

Es probable que el grupo liderado por el titular del PLRA, Efraín Alegre, el senador Salyn Buzarquis, y el propio vicepresidente del PLRA, Líder Amarilla, impulsen un diálogo dentro del seno partidario para convocar a los 55 directores partidarios y deliberar acerca de un posible juicio.

De hecho hay un consenso partidario en voces de Efraín Alegre, su vicepresidente, Líder Amarilla, y Salyn Buzarquis de que se debe promover el juicio porque hay elementos.

Esta situación se da a partir de la denuncia tanto de liberales como de legisladores de oposición, de que el Ministerio Público es dócil en su actuar en relación a un sector político y critican que no se dé trámite a las denuncias que vienen del Brasil en contra de Horacio Cartes por supuesto lavado de dinero.

En particular, Buzarquis cuestionó a la fiscala general del Estado por el abierto desinterés hacia casos referentes al ex presidente del país.

Dijo que ahora existen argumentos para promover el juicio político porque consideró que “se nota el desinterés en los casos realmente serios”, como calificó el del lavado de dinero de Darío Messer, el pedido de detención de la Justicia brasileña contra Cartes y el olvidado proyecto Metrobús que había dejado un gran perjuicio económico al país.

“Lo mío no es una cuestión personal contra la fiscala general del Estado. Lo que cuestiono es la inacción, que (la institución) no reclama nada, no dice nada, no investiga nada, no escucha nada, no mueve nada contra los poderosos de la mafia”, indicó.

Buzarquis coincide con el presidente del Directorio, Efraín Alegre, para quien el cargo de fiscala general del Estado actual fue digitado por “el crimen organizado”.

“El crimen organizado se apoderó de un partido (por la ANR), puso un presidente (por Cartes) y también designó una fiscala general del Estado (por Sandra Quiñónez)”, había expresado Alegre.

Suma. Además de los liberales, su aliado de izquierda el Frente Guasu, en la figura del senador Jorge Querey, anticipó la posición de bancada de impulsar el juicio contra la fiscala general del Estado. La última vez que la oposición se mostró unida fue para pedir juicio político a Mario Abdo Benítez, con 32 firmas, en agosto pasado.


El impacto del lavado en la política

Dejá tu comentario