Sucesos

Directora del CEJ propone cuatro puntos para transformar todo el sistema judicial

A días de asumir un nuevo gobierno, es importante recordar la necesidad de incorporar en la agenda política los aspectos vinculados al sistema de justicia, como conjunto que abarca distintas expresiones, protección de derechos, límite del poder, resolución de conflictos, sanción penal, etc., refiere la doctora María Victoria Rivas, presidenta ejecutiva del Centro de Estudios Judiciales (CEJ).

La profesional del Derecho hace hincapié en la necesidad de cambios profundos y propone generar un nuevo modelo de gobierno fundado en la defensa de la independencia judicial. En ese sentido, propone cuatro puntos para la reforma judicial.

En primer lugar, sugiere la redefinición de la Corte Suprema de Justicia. “No es posible que al mismo tiempo en que se deben estudiar casos de los que pueden depender sumas de dinero enormes o afectar a millones de personas, esos mismos jueces dediquen su tiempo a temas menores de administración o a decisiones en causas de menor impacto en la vida social del país”, apunta.

Otro aspecto importante es la separación de funciones administrativas de las juridisccionales. “La permanencia de organismos administrativos en la Corte como los Registros Públicos, Registro del Automotor, Sindicatura General de Quiebras, solo genera atraso y malas prácticas”, señala.

El tercer punto referido por la doctora Rivas es el reordenamiento de competencias. Las cada vez más complejas relaciones sociales y el aumento de las reivindicaciones sociales y conflictos sociales ponen al Poder Judicial ante un doble desafío, que son mejorar su capacidad de respuesta y generar permanentemente mecanismos que le permitan lidiar con el correspondiente incremento de la carga procesal. “No es posible estar a tono con este nuevo escenario si se sigue pensando, por ejemplo, que la Jurisdicción Civil, Comercial y Penal es bastante y suficiente para abarcar el conocimiento de todos los conflictos”, dice la doctora.

El cuarto punto que a criterio de la directora del CEJ se debe aplicar es el concerniente a la carrera juducial. “Otro gran eje de esta nueva etapa de reforma constituye la definitiva creación –establecida en la Constitución, pero nunca desarrollada– de una carrera judicial que combine estabilidad con idoneidad”, señala sobre este apartado. “El sistema de nombramientos por sí solo no es suficiente para evitar el cuoteo y la influencia de los grupos de presión sin una verdadera carrera judicial”, considera la doctora Rivas en sus propuestas.

Dejá tu comentario