Sucesos

Diferencias de criterio saltan a luz tras absolución en denuncia de RGD

El ex futbolista Carlos Kiese fue absuelto por dudas en el juicio. Por un lado, una fiscala lo procesó y luego otro fiscal no pidió pena porque no había certezas de la acusación presentada.

Tras la absolución del ex futbolista y comentarista Carlos Kiese, en la denuncia promovida por el empresario Ramón González Daher (RGD), saltan a luz diferencias de criterios en una misma causa.
Por una parte, tras la demanda realizada por RGD, en el 2015, la fiscala Natalia Fuster imputó y acusó al ahora absuelto, pese a que ella era de Luque y que los cheques fueron de Asunción, como lo confirmó el abogado defensor Álvaro Arias.
Ya en etapa de juicio, tomó el caso el fiscal Silvio Alegre, quien al inicio ratificó la acusación por un principio de irretractabilidad, estipulado en la Ley Orgánica del Ministerio Público, y defendió la acusación presentada por Fuster.

“Mi intervención se dio recién en el juicio oral y público, donde se desarrolló el debate, en que las pruebas mostraron ciertas dudas en cuanto a los hechos y solicité la absolución del mismo”, explicó el fiscal.

Comentó que, según las declaraciones en juicio por parte de Ramón, Kiese supuestamente le pidió la efectivización de nueve cheques, ya que supuestamente “no tenía tiempo” para ir a los bancos. “Al ser persona pública, Ramón dijo que recibió esos cheques y le efectivizó a cuenta personal y a cheques de terceros”, indicó Alegre.

DUDAS. Según el fiscal, existieron cuestiones que no cerraban, como dudas en relación con la fecha de entrega de los nueve cheques que presentó RGD contra de Kiese.

El empresario había promovido dos demandas en lo Civil en julio del 2015, pero los cheques presentados en esta denuncia penal tenían fechas posteriores a esas demandas, por lo que hizo dudar al fiscal de cómo le prestó supuestamente dinero luego de haberlo demandado.
“El elemento probatorio es la existencia de una demanda en lo Civil de Ramón contra Kiese, días antes de haber recibido los cheques por montos importantes. Poco usual, no es razonable”, señaló el fiscal.
Comentó que las fechas de abril, mayo, junio y agosto, inclusive, en que se emitieron esos cheques (que figuran en los informes de bancos) no coincidían con las fechas que RGD los había recibido. “No podemos hablar entonces de declaración falsa”, confesó.
El Tribunal por unanimidad absolvió a Carlos Kiese hace dos días, por una denuncia en su contra de más de G. 18.000 millones, ya que en caso de dudas, se dicta a favor del acusado, indicó el fiscal.

CRITERIOS. En cuanto al proceso que enfrentó Kiese, siendo que en realidad había dudas, el fiscal comentó que quizás su colega tuvo la convicción en el hecho que le atribuía en estafa, pero que en el juicio se demostró que las pruebas producidas arrojaron más dudas que certezas.

Según datos a los que accedió ÚH, la fiscala Fuster había tenido a su cargo once denuncias por estafa y apropiación promovidas por RGD, cuando era agente de la Unidad 2 de Luque.
Un hecho muy llamativo es que Fuster también está al frente de la causa contra el ex senador colorado Óscar González Daher, hermano del protagonista en los casos de supuesta estafa, Ramón González Daher.

El ex legislador está acusado por asociación criminal y tráfico de influencias, cuando era presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

En esa época se consideró que utilizaba la Justicia (con fiscales y jueces), inclusive a favor de su hermano, según el abogado Federico Campos López Moreira.


Promovió más de 500 denuncias
Desde el 2001, Ramón promovió 507 denuncias en el Ministerio Público utilizando cheques diferidos que le daban sus deudores para cobrar las cuotas o que le firmaban para juicio de acreedores.
Todos estos procesos judiciales fueron contra personas que recurrían a él solicitando créditos y que al retrasarse en las cuotas, recalculaba supuestamente los intereses, llegando estos a casi el 100% del monto prestado, hecho investigado por la Fiscalía.
Este fue el modus operandi que se conoce que utilizaba RGD en los últimos 20 años.
De acuerdo con los números, Ramón presentó al menos una denuncia por estafa cada 13 días.
Supuestamente, RGD se valía de cheques precitados –diferidos– que sus deudores firmaban y usaba esos al final para iniciar las demandas y demostrar que él les había prestado el dinero, aunque ya se hayan cancelado las deudas.
Estas denuncias fueron promovidas en distintas sedes del Ministerio Público, pero la mayoría, en la ciudad de Luque.

Dejá tu comentario