Interior

Denuncian que mafia se instaló en Comuna de Minga Guazú

 

Diego Ríos afirmó ayer que encontraron una mafia instalada en diferentes puntos de la administración municipal, que fue desmantelada. Fue a denunciar por varios hechos punibles al intendente saliente Lucas Caballero, y su hermano Digno Caballero, además de los funcionarios del grupo saliente.

Los hechos punibles que habrían sido cometidos por el clan Caballero fueron enumerados en la denuncia, que son alteración de datos, sabotaje de computadoras, operaciones fraudulentas por computadora, manipulación de graficaciones técnicas y alteración de datos relevantes para la prueba. El caso quedó con el fiscal Sergio Irán Villalba, quien se encontraba de turno.

borrado de sistema. Esto se habría cometido al borrar el historial del movimiento de la Municipalidad, registrado en el sistema Bdsoft de la Comuna, cambiar discos duros y formatear las memorias de las máquinas de finanzas, que son independientes del sistema.

“Se realizó una revisión técnica y se encontró irregularidades que fueron asentadas en acta porque serían hechos que ameritan una investigación penal. Son varios años de registros suprimido por lo que la Municipalidad inicialmente no pudo comenzar a funcionar”, afirmó el abogado Marciano Torres, luego de presentar el escrito ante Mesa de Entradas de la Fiscalía de Ciudad del Este. “Esta es la primera denuncia de varias”, adelantó el abogado Marcelo Ramírez, parte del equipo de abogados que acompaña a Ríos.

ALTERACIÓN. “Se cambió el disco, lo que imposibilitó que recuperemos, pero no pensaron que había una copia de seguridad en la nube de donde los técnicos que trajimos hicieron un excelente equipo de trabajo, pudieron estirar los datos y pudimos recuperar. Porque inclusive, y algo que llama poderosamente la atención, la empresa tercerizada de quién se contrataba los servicios, tampoco tenía una sola copia de seguridad”, afirmó el intendente Diego Ríos.

Este refirió que cuando los salientes decidieron cerrar la municipalidad durante 8 días, antes del corte administrativo, ya se debió a que los registros estaban borrados y no podrían seguir percibiendo los impuestos.

“Ellos no mencionaron eso en ningún momento durante el corte administrativo. Para nosotros es algo muy grave, y bueno, vamos a suponer que hubo un problema con el disco del servidor, pero como se explica de que las computadoras de finanzas estuvieron totalmente formateadas también”, sentenció Ríos.

Dejá tu comentario