País

Deforestación e incendio contribuyen a agudizar la sequía, asevera experto

Se teme que los ciclos de falta de lluvia se repitan con mayor frecuencia como ocurren con las inundaciones. Fenómeno repercute en abastecimiento de agua potable como en navegabilidad.

Si bien la sequía se da por un ciclo cada cierto tiempo, el cambio constante de uso de suelo en la región contribuye a agudizar el fenómeno. Así lo detalló el ingeniero Roger Monte Domecq, especialista en hidrología.

“El origen de lluvias que caen en Paraguay es agua que proviene del Amazonas y del Océano Atlántico. Desde el año pasado tenemos intensas deforestaciones y quemazones en la cuenca del Amazonas y ahora en la Cuenca del Pantanal, cabecera del río Paraguay, existe pérdida de vegetación por los incendios forestales”, expresó.

Especificó que la quemazón causa alteración en la formación de nubes que es lo que produce la precipitación. “La falta de cobertura vegetal impacta en la formación de precipitaciones. El agua de lluvia se forma a partir del suelo y los cuerpos de agua. La evaporación sube a la atmósfera, forma la condensación y la formación de nubes que viaja a diferentes regiones y se producen las precipitaciones. Lo que estamos teniendo hoy es una alteración severa del clima”, acotó.

El investigador brasileño del Centro de Ciencia del Sistema Terrestre del Instituto de Investigaciones Espaciales (INPE) Antonio Nobre manifestó a BBC Mundo que la humedad liberada por los árboles de la selva amazónica es clave para las lluvias. Indicó que un árbol frondoso, con una copa de 20 metros de diámetro, transpira más de 1.000 litros en un solo día.

Impacto. Monte Domecq resaltó que con la sequía no solo la navegación se ve afectada, también repercute en las tomas de agua para el consumo por lo que también compromete al abastecimiento del vital líquido.

Indicó que existe una preocupación porque los fenómenos de sequía se repitan como las inundaciones cuya recurrencia era cada 10 a 15 años, hasta el 2000. Luego, recordó que la brecha entre una crecida y otra se redujo a cada cinco años, y desde el 2015 al 2019 se registraron tres eventos. “La preocupación es que podríamos también tener esos mismos ciclos de sequía y pocos estudiados”.

Cambio Climático. Los eventos extremos como sequías, bajante de los ríos, olas de calor e incendios masivos son impactos del cambio climático producto de la influencia humana, indicó el director de Cambio Climático y Políticas de WWF, Óscar Rodas. Esta crisis, afirmó, no solo va a impactar en la salud, también en la economía. Se prevé que el PIB del país se vea afectado en un 3% anualmente según, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Instó a una suma de esfuerzos. En lo individual a: apostar por energías limpias, reducir consumo de plásticos, mejorar gestión de residuos y sobre todo ser contralores del cumplimiento de ratificaciones de compromisos ambientales que asumió el Gobierno como el Acuerdo de París y Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, comprometiéndose a cambiar la matriz energética, a frenar la deforestación masiva y otros.


Nivel del río llegó a -0.47 m
Hasta la jornada de ayer el río Paraguay se posicionó en -0.47 m con una variación diaria de 1 cm, según lo que se indica en el puerto de Asunción tras las últimas mediciones.
El promedio normal del nivel del río en esta época del año suele ser de dos metros. El sábado, el río Paraguay superó el descenso histórico de los -0,40 que se había registrado en 1969 cuando el cauce hídrico llegó a -0,43 m. La proyección de lluvias importantes en el país, según la Dirección Nacional de Meteorología, llegaría recién en diciembre.
Para hoy y mañana se aguardan precipitaciones y ocasionales tormentas dispersas y ambiente cálido.




Dejá tu comentario