País

Constataron desmonte hace 10 meses, pero aún no sancionan

 

Cambio de paisaje. La cobertura boscosa fue transformada para dar espacio a la pastura para ganado. Los encargados no contaban con licencia ni plan de gestión ambiental, en el momento de intervención. Esta fue la confirmación hecha por fiscalizadores del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) y el Instituto Forestal Nacional (Infona), que intervinieron la estancia El Dorado, propiedad de Pablo César Medeiros, en Bahía Negra, Alto Paraguay.

El procedimiento fue a principios de este año. Sin embargo, hasta ahora, en ambos entes aún no aplicaron sanción. El total de superficie transformada es de 2.000 hectáreas aproximadamente, según aparece en los portales del Infona y del Mades. El inmueble figura además como parte del reclamo territorial del pueblo Yshir Ybytoso, desde hace 20 años.

“El acta de intervención es muy escueta. Entonces solicitamos a la Dirección de Bosques del Infona un mapeo multitemporal, desde cinco a diez años atrás, hasta la fecha, para ver la transformación que tuvo”, alegó el director jurídico de Infona, Víctor González Bedoya.

La solicitud de mapeo –afirmó– fue recién hace 15 días, aproximadamente. En el Mades informaron: “Hallaron culpable al responsable, pero el monto de la multa aún no definen”, por lo que el proceso aún no concluye.

RECLAMO. La propiedad en cuestión figura como parte de uno de los cuatro puertos del pueblo Yshir, con problema legal, en Bahía Negra. Específicamente se trata de Puerto Esperanza. Los representantes de la comunidad denuncian la supuesta invasión de 2.700 hectáreas, por parte de Medeiros, dentro de las 21.330 hectáreas que poseen en dicho puerto.

Medeiros presentó una mensura judicial y títulos del inmueble con solo 1.376 hectáreas, ante un requerimiento fiscal, luego de la denuncia hecha por la comunidad indígena. La superficie es menor a las 2.000 hectáreas verificadas como presuntamente deforestadas.

Dejá tu comentario