Interior

Conflicto religioso por cambio de párroco en Hernandarias

 

El obispo de la Diócesis de Ciudad del Este, monseñor Guillermo Steckling, nombró a un nuevo administrador en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Hernandarias, luego de una intervención. Se trata del padre Walter Alexis Collar, quien reemplaza al padre Jorge Miguel Martínez, quien estuvo al frente de esta parroquia por más de diez años.

“El objetivo inmediato de este cambio es lograr una clara distinción entre todo lo que pertenece a la diócesis los bienes que son de la Asociación Stella Maris. Dicha asociación civil administra las propiedades materiales del CMJ”, refiere el comunicado de la diócesis.

Este cambio instaló un conflicto en la comunidad que desde la semana pasada, tras conocerse el cambio, se encuentra en vigilia de horario en el tinglado de la parroquia. Rechazan el cambio del padre Martínez y piden al obispo que revea su postura.

La Asociación Stella Maris emitió un comunicado donde incluso amenaza con acciones judiciales. Detallan que son una asociación civil sin fines de lucro, inspirada en la sana laicidad promovida por el Concilio Vaticano II y garantizada por la libertad jurídica del país. “Apoya a sacerdotes y laicos en las obras de bien que se proponen realizar en favor de los más necesitados, pero, al mismo tiempo, nos mantenemos independientes y objetivamente autónomos para poder seguir con la misma armonía de trabajo que veníamos realizando en todo este tiempo”, refiere.

Asegura que la asociación como tal no está sujeta a la autoridad eclesiástica, ni de la comunidad misionera de Jesús, ni de la diócesis. Aseguran que ven su buen nombre y derechos conculcados por el comunicado del Obispado porque pretende –aseguran– instalar “injuriosamente dos falsedades”, señalando que existe alguna confusión entre lo que pertenece a la diócesis y los bienes que son de la Asociación Stella Maris y que esta asociación administra las propiedades materiales del CMJ.

La asociación asegura que ambas acusaciones ya han sido clarificadas por los representantes de la asociación ante las autoridades del Obispado y de forma personal al obispo monseñor Guillermo Steckling. “Pues de seguir mencionando a la Asociación Stella Maris, con afirmaciones falsas, con el objeto de crear inquietud a nuestros benefactores y a la feligresía en general, tomaremos las medidas necesarias, así como las acciones judiciales pertinentes”.

“Instamos a todas las personas de bien, y en especial a los representantes de la Diócesis de Ciudad del Este, a seguir trabajando por el bien común y así fortalecer aún más nuestra unión con la Iglesia”, concluye el documento que lleva la firma de César Miguel Silvero, presidente de la asociación.

Por su parte, el padre Fabio Recalde, vocero de la diócesis local, lamentó el nivel de escándalo generado a partir del cambio. “Generalmente, la gente está siempre muy apegada a su cura párroco, no quiere el cambio”.

Dejá tu comentario