04 mar. 2024

Como empresarios podemos hacer mucho más

  • Carmen Cosp,
  • past presidenta de la ADEC

Caminando por el barrio, cerca del Palacio de Justicia, suelo conversar con una madre joven que cuida los autos. Tiene 2 hijos y su papá en la cárcel hace unos 6 meses. Un día le pregunté:

-¿Cuánto sacás por día?

-Un 50.000. Muchos me dan dos mil’i nomás y les cuido desde las 8:00 hasta la 4 o 5 de la tarde. No me quejo, pero en cualquier estacionamiento le van a cobrar 5.000 la hora. Limpio también su parabrisa.

-¿Aguanta eso para comer?

-Y sí…se hace lo que se puede.

Otro hecho que me impactó

Una ancianita empujando el carrito de cartones que va recogiendo por mi barrio, “mi hija y yo comemos de esto”.

Estamos viviendo tiempos muy difíciles en nuestra patria querida. La pandemia desnudó una realidad de miseria que se potenció con la disminución de empleo. Tanto el Estado como una parte del empresariado son culpables de la pobreza extrema que obliga a nuestros compatriotas a recorrer las calles, buscando una changuita para poder comer. Vendedores independientes ofreciendo sus productos de casa en casa. Estas personas pertenecientes a grupos vulnerables: adolescentes, adultos mayores, entre otros, conforman gran parte de los empleos informales.

¿Sabían que un gran porcentaje de los empleados del país no tiene seguridad social (IPS)?

No quiero poner a todas las empresas en la misma bolsa. Es más, quiero poner de ejemplo a

varias de ellas que cuidan celosamente a sus trabajadores.

Muchos empresarios no solo cumplen con las leyes (salario, vacaciones, bonificación familiar, seguro

social) sino que otorgan otros beneficios al colaborador/a:

  • Bus de ida y regreso al trabajo; servicio de comedor y desayuno; préstamos sin intereses; venta de productos con descuentos. Uniforme y todos los elementos de seguridad para el trabajo; porcentaje de las utilidades según evaluación de desempeño, y obsequios por cumpleaños y nacimientos.
  • Fiestas, regalos, premios en el Día del Obrero y aniversarios de la empresa. Días libres en fechas especiales.
  • Seguros médicos privados; enfermería equipada y sala de lactancia habilitada; programas de salud.
  • Capacitaciones.
  • Guarderías; trabajo con modalidad home office; estacionamiento interno. Ustedes, empresarios que nos leen, pueden contarnos los beneficios que aportan a sus colaboradores o tomar como ejemplo algunas ideas del listado para que cada empresa pequeña, mediana o grande pueda implementarlas según las posibilidades, el bolsillo de cada una y…el desprendimiento generoso de sus directivos.

“La pandemia desnudó una realidad de miseria que se potenció con la disminución de empleo en el Paraguay ”.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.