Sociales

Club de Libros Paraguay, una valiosa iniciativa

 

Los libros son el pasaje que transportan a sus dueños a mundos totalmente diferentes. Hacen volar la imaginación y en sus páginas se encuentran misterio, alegrías, amor y sabiduría. Sus historias fomentan y mejoran la lectura fluida y hacen volar a la imaginación y hacerla llegar a dimensiones inimaginables. Ya dijo el gran escritor argentino Jorge Luis Borges: “De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo. Solo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”.

Nueva vida. Por todos los sentimientos que transmiten los libros es muy difícil pensar en deshacerse de ellos, más aún si han estado en nuestro poder muchos años.

Existen diferentes formas de darles un nuevo uso. En Paraguay existen algunas librerías que compran libros usados, principalmente en Asunción. Otra opción podría ser donarlo a entidades o grupos que pueda hacerlos llegar a nuevas manos y uno de esos grupos es el Club de Libros Paraguay, presidido por el escritor Feliciano Acosta. “El Club nace en el 2016. Con Alejandro Hernández veníamos conversando del tema, ya que teníamos experiencia, pues trabajábamos en lo mismo con la Sociedad de Escritores del Paraguay, cuando estábamos en la comisión directiva. Un día almorzando con Evelin Ugalde Barrantes, del Club de Libros de Costa Rica, le consultamos si podíamos utilizar el nombre y ella gentilmente nos cedió”, menciona el escritor

En la coordinación se encuentra Feliciano junto a Alejandro Hernández y un centenar de voluntarios entre escritores, narradores, periodistas y quienes se animan a leer cuentos.

El objetivo principal que tienen es la promoción del libro y la lectura y para cumplir con estos objetivos llevan dos proyectos: Libro amigo y Cuentos en Navidad. “Con el primero formamos bibliotecas o acrecentamos las ya existentes en lugares remotos de nuestro país, y con el segundo contamos cuentos en hospitales, refugios, comedores, casas de ancianos de la capital y del interior”, indica Acosta.

Donaciones. Hasta antes de la pandemia, El Club de Libros Paraguay recibía donaciones de libros usados de toda clase, los cuales eran distribuidos por todo el territorio nacional, dando un nuevo uso a los libros que la gente ya no necesitaba. “Ya hemos recorrido mucho, en el Departamento de Concepción estuvimos en Romero, Rincón'i, Chaco'i, Tres Cerros en la cercanía de Vallemí y luego Peña Hermosa. Estuvimos en el Departamento Central, Paraguarí, Villa Hayes, Caazapá, Itapúa, dejando libros en algunas instituciones”, explica.

Acosta menciona que este grupo se encuentra sumamente agradecido con todas las personas que hacen posible llegar a todos los rincones del país y de esa manera cumplir con sus proyectos, en especial con los donadores que no dudan en regalar sus libros a quienes los necesitan.

“Lo mejor que puede hacer la gente es donar sus libros usados a comunidades distantes de la capital para fomentar la lectura. La gente no lee porque no tiene oportunidad para acercarse a un libro”, añade el escritor.

Espera que todos los paraguayos se unan para construir un país de lectores, ya que esto los hará libres.

“Nosotros en el Club de Libros Paraguay estamos muy agradecidos a las editoriales, a los amigos, a la Secretaría Nacional de Cultura (SNC), al Ministerio de Educación y Ciencias y a nuestros voluntarios porque sin ellos no hubiéramos podido cumplir con nuestros proyectos”, manifestó.

A todas aquellas personas que quieran donar sus libros, pueden comunicarse a los teléfonos (0981) 788-058 y al (0992) 668-343, con Feliciano Acosta.


Cultura. Los libros aportan vida, sabiduría y alegría y una buena forma de cuidarlos es donar los que ya fueron leídos en los hogares. Una entidad se encarga de esa tarea.

Dejá tu comentario