Política

Ciudadanos siguen con escraches a Portillo y exigen que renuncie

 

Los ciudadanos organizados que escracharon al diputado colorado José María Ibáñez por una semana y por 23 días seguidos del senador Óscar González Daher, también colorado, volvieron anoche a escrachar, por segundo día, al diputado del PLRA, Carlos Portillo, a quien también piden que renuncie.

“El mismo grupo que estuvo detrás de Ibáñez y González Daher ahora está detrás de Carlos Portillo. Nos propusimos ir a solicitar o exigirles a sus pares para que inicien el proceso de la pérdida de su investidura y seguimos este lineamiento de depurar el Poder Legislativo”, manifestó la abogada Ester Roa, una de las propulsoras de las protestas ciudadanas.

El grupo utiliza las redes para hacer el escrache virtual contra Portillo y para invitar a la manifestación que se hizo nuevamente anoche en la Plaza Uruguaya de Asunción.

Señaló que es “muy lindo” que la gente está preparando sus propios grupos de escraches contra los parlamentarios con procesos judiciales.

Roa señaló que luego de un largo debate eligieron al diputado Portillo por supuestamente traficar influencia para presionar a jueces y fiscales. Alegó que ciudadanía optó por elegir este mecanismo que son las manifestaciones y los escraches “porque es la única manera”.

Portillo está procesado por el audio que se filtró el año pasado que tiene que ver con la conversación que mantuvo con Auda Fleitas de Giménez, procesada por producción de documentos no auténticos y estafa. El legislador le dice a la mujer que dos camaristas ya habrían firmado una resolución favorable en su caso y que solamente falta la firma de Isidro González Sánchez.

Inclusive, en los audios el propio Portillo admite que ubicó a personas incapaces en el Poder Judicial Ciudad del Este.Por ejemplo: “Daysi no sirve para nada, y ese joven de O’Leary todo el día me ‘contrea’ políticamente. Así la gente es malagradecida”, decía.

Portillo hará hoy una conferencia de prensa en su casa, en Ciudad del Este, para hablar de su caso y responder a los escraches.

Dejá tu comentario