País

Católicos honran a Virgen de la Asunción desde sus autos

 

Con globos colgando de los autos y estandartes alusivos a cada institución educativa, una multitudinaria procesión vehicular tuvo lugar ayer para saludar a la imagen de Nuestra Señora de la Asunción, como parte de los festejos por el 483 aniversario de la fundación de la Madre de ciudades.

Como este año, debido a la pandemia del coronavirus, no pudieron honrar a la Santa Patrona del Paraguay con el tradicional desfile estudiantil, directores de los colegios católicos de la Arquidiócesis capitalina organizaron esta caravana para que no quede ausente en esta festividad la devoción mariana.

Al menos 15 instituciones educativas católicas se sumaron a esta actividad que partió desde la rotonda de la Avda. Costanera de la capital.

La procesión se desarrolló por grupos de a tres colegios, desde las 6:30, con lapsos de 15 minutos, de modo a cumplir con los protocolos sanitarios de distanciamiento físico y evitar la aglomeración.

Tras un breve recorrido por el microcentro, el punto neurálgico de la caravana era la calle Palma, donde una comitiva de autoridades eclesiales, encabezadas por monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo metropolitano, saludaba el paso de los autos.

En el palco montado en la explanada del Panteón de los Héroes y Oratorio de la Virgen de la Asunción, se imponía la imagen de la santa católica ante la cual los fieles reducían la marcha para persignarse.

La novena a la Santa Patrona del Paraguay inició el pasado 6 de agosto, con misas diarias, actividades litúrgicas y culturales que se extenderán hasta el domingo 15 de agosto. Para el día solemne de Nuestra Señora de la Asunción, la arquidiócesis organiza una Misa Guasu en la Costanera, donde los fieles podrán presenciar también desde sus vehículos particulares.

impasse

Conocida es la defensa que el arzobispo hace respecto a las instituciones educativas católicas y parroquiales.

Más aún, Valenzuela se pronunció a favor de las mismas para que sean también beneficiarias de algún tipo de subsidio por parte del Estado, a la luz de la crisis económica suscitada por la pandemia que obligó a la suspensión de las clases presenciales. Todo esto produjo una estampida de matriculados en estas entidades, hecho que impactó en su funcionamiento. “La educación católica aporta al Estado. La Iglesia estuvo siempre presente a lo largo de la historia del Paraguay, en particular en los lugares más necesitados; no solo por el vasto servicio que sus instituciones educativas prestan en el sistema escolar y superior, sino que esta actividad forma parte de su labor evangelizadora, educando en valores humanos, patrióticos y cristianos”, sostuvo Valenzuela.

Dejá tu comentario