País

Caacupé: Reprochan complot entre sojeros y fiscales contra los indígenas

TIERRA. Miguel Fritz dijo que el "frente sojero" es una amenaza para los pueblos indígenas y la naturaleza. DESALOJO. Criticó la fuerza con la que se desplaza a poblaciones para favorecer la plantación de soja.

El ‘‘frente sojero’’, la presión de los terratenientes para asegurarse más tierras y una Justicia ‘‘cómplice’’ para favorecerlos con desalojos violentos e imputaciones son algunas de las amenazas a los pueblos indígenas forzados a abandonar sus territorios.

Esta fue la denuncia que hizo ayer el presbítero Miguel Fritz, vicario general del Vicariato Apostólico del Pilcomayo, durante la misa virtual en el segundo día del novenario de la Virgen de los Milagros de Caacupé. El sacerdote representó a monseñor Lucio Alfert, quien no pudo acudir a la Basílica Santuario por motivos de la pandemia del coronavirus.

Este año, por las restricciones sanitarias, también impidieron a los pueblos indígenas la tradicional peregrinación y participación de la misa dominical que se les dedica en cada novena. El padre Fritz basó su prédica en las cartas del papa Francisco, Carta Encíclica Fratelli Tutti, en la que pide que veamos las injusticias y la corrupción, y en el escrito Querida Amazonia, del Sumo Pontífice, para hablar sobre la situación de los nativos en Paraguay.

Sostuvo que en este tiempo ‘‘una de las grandes amenazas que se presentan es el llamado “frente sojero” o “República de la Soja”. Consideró un pecado que el cultivo de la soja, una planta tan nutritiva, se haya transformado en peligro para tierra y agua, para aire y animales, y para el mismo ser humano. ‘‘Si tanta energía, tanto dinero, tanto personal que ahora se gastan en la defensa de los sojales, si eso se hubiera invertido en la defensa de nuestros bosques, hoy estaríamos en un país mejor, más habitable, más sano’’.

Esta situación es peor cuando los indígenas son desplazados para favorecer la plantación de soja, tachando a las comunidades indígenas como ‘‘frenos al supuesto desarrollo’’ y que en este contexto algunas comunidades son amenazadas con desalojos, muchas veces, violentos, injustos, precisó.

Fritz calificó de horroroso que ‘‘supuestos profesionales de la Justicia’’ se presten a chicanerías, imputando a líderes indígenas por supuesta invasión de tierras, alentando a actos brutales de desalojo. Recordó el caso de la comunidad de Jaku’i Guasu, Itapúa, y Cerrito en Alto Paraná, donde hay intentos de desalojo y la comunidad Y’apo, que está amenazada.

‘’A la comunidad de Loma en el lejano Chaco, gracias a Dios se está haciendo justicia después de años de invasión por terratenientes”, celebró el religioso.

El sacerdote recordó las expresiones del papa Francisco, quien afirmó en su encíclica que los pueblos originarios no están en contra del progreso, que tienen una idea de progreso diferente y mucho más humanista que la de la cultura moderna. ‘’No es una cultura orientada al beneficio de los que tienen poder, de los que necesitan crear una especie de paraíso eterno en la tierra. La intolerancia y el desprecio ante las culturas populares indígenas son una verdadera forma de violencia’’, advirtió.



Es horroroso ver cómo supuestos profesionales de la Justicia se prestan a chicanerías, imputando a líderes indígenas por supuesta invasión de tierras. Miguel Fritz, Pbro. Vicariato del Pilcomayo.


MISAS DEL NOVENARIO

Hoy
7:00 misa presidida por Mons. Pedro Collar, obispo de Misiones y Ñeembucú. 19:00 misa presidida por Mons. Guillermo Steckling, obispo de Ciudad del Este.

Mañana
7.00 misa presidida por Mons. Joaquín Robledo, obispo de San Lorenzo. 19:00 misa presidida por el presbítero Wilber Mendoza, monje de San José.

Miércoles
7:00 misa presidida por Mons. Gabriel Escobar, obispo del Vicariato del Chaco. 19:00 misa presidida por Mons. Ignacio Gogorza, obispo emérito de Encarnación.

Dejá tu comentario