Sucesos

Buscan a un hombre sospechoso de asesinar a su pareja y a su cuñada

 

Carlos Eduardo Amaral Domínguez, (36) y Rosa Pereira Marecos llevaban ocho meses viviendo juntos como pareja en un inquilinato, propiedad del hombre, en Minga Guazú, sitio donde ayer, como a las 8.45, este habría desatado una tragedia al asesinar a la mujer y a una hermana de esta con disparos de arma de fuego en la cara y la cabeza, y dejar herido a un vecino, para luego darse a la fuga.

En el sangriento episodio perdió la vida, primeramente, en el lugar, Sonia Pereira Marecos (27), y quedaron heridas Rosa Pereira y la pareja sentimental de la ya fallecida, Pablo Ramón Giménez González (34), quien también recibió el disparo en la cabeza y al cierre de esta edición se mantenía con vida.

Los dos heridos fueron trasladados por bomberos voluntarios al Pabellón del Trauma, del Hospital Regional de Ciudad del Este, donde en horas de la tarde se produjo el deceso de Rosa Pereira.

El homicidio y feminicidio se produjo en un inquilinato de la fracción Jardín del Oriente, ubicado a la altura del kilómetro 14 de la ruta PY02, a 1.500 metros de la capa asfáltica del lado Acaray, distrito de Minga Guazú.

ALCOHOL. Agentes de la Subcomisaría 46, de la fracción Norma Luisa, que intervinieron en el trágico suceso junto con camaradas de Investigación de Delitos y de Criminalística, y el fiscal penal de turno Víctor Santander, no pudieron obtener mayores datos sobre las causas de la reacción del sospechoso, pero por lo que se pudo observar en el lugar, todos estaban tomando bebidas alcohólicas y en un momento dado todo se descontroló. Según declaraciones de los vecinos, se escucharon ocho disparos. Todos vivían en el lugar, excepto, Giménez González,

Amaral, aparentemente después de cometer el suceso se escapó y está prófugo.

El médico forense, doctor Hugo Céspedes, diagnosticó como causa de las muertes traumatismo de cráneo encefálico, producido por proyectil de arma de fuego. Los disparos se dieron en la cabeza, sin orificio de salida.

El fiscal Santander, luego de los trámites ordenó la entrega de los cuerpos a los familiares.

RODADO. En horas de la tarde, se encontró el vehículo en el que se había dado a la fuga el sospechoso, en un camino vecinal del km 12, lado Acaray, a unos 4 mil metros de la ruta PY02. Es un Toyota Premio, color blanco, en el que los peritos de Criminalística buscarán más evidencias.

CUARTO CASO. Si este nuevo hecho se confirma como un feminicidio, además del homicidio, sería el cuarto del 2020, en tan solo un mes.

Mirian Gómez, de Capiatá, murió el 1 de enero; Gloria Cáceres, de Limpio, el 13 y Sonia Cabrera, de Caazapá, el 23, todos presuntamente a manos de sus parejas. El 2019 registró un descenso del número de casos en comparación a años anteriores, pero las muertes de mujeres por violencia de género no cesan.


Ante cualquier violencia, pedí ayuda
El teléfono 137 SOS Mujer está habilitado para recibir denuncias de víctimas de violencia. Funciona las 24 horas del día, inclusive los fines de semana y días feriados. La línea está orientada a brindar respuestas claras y eficientes a las personas que sean víctimas o testigos de situaciones de violencia doméstica e intrafamiliar. Otras líneas habilitadas para el mismo fin son el 454-150, 454-151 y el 454-152. También fiscalías y comisarías.

Dejá tu comentario