Economía

Binacionales aportaron casi USD 50 millones menos por bajante de ríos

Los ingresos públicos por la generación de energía cayeron 13,5% al cierre del tercer trimestre. Esta situación obliga al Tesoro a ajustarse más los cinturones para no superar déficit del 4%.

El Ministerio de Hacienda lanzó ayer el informe de situación financiera del Estado (Situfin) al cierre del tercer trimestre del año. El documento fue presentado por el director de Política Macrofiscal, Rolando Sapriza.

El reporte da cuenta que las estadísticas fiscales y monetarias van confirmando una sólida recuperación de la actividad interna, con un crecimiento en el producto interno bruto (PIB) empujado por sectores como los servicios, la industria y la construcción. Según la última revisión del Banco Central del Paraguay, la economía crecería un 4,5% este 2021.

En ese contexto, el documento señala que si bien los ingresos por el cobro de impuestos crecieron a un ritmo del 19,7% entre enero y setiembre, en línea con la expansión del PIB, la bajante de los ríos está afectando de manera importante al aporte que hacen Itaipú y Yacyretá al Tesoro por la generación de energía.

El informe indica que, al cierre del tercer trimestre, los ingresos por royalties y compensaciones llegaron a los USD 316,7 millones, lo que representa una disminución de casi USD 50 millones frente al 2020 y de USD 164 millones en relación al 2019 (ver la imagen).

Con este panorama, el Tesoro Nacional deberá ajustarse aún más los cinturones para no superar el límite del déficit establecido en la Ley del Presupuesto, considerando que también se debe programar un gasto adicional para el aumento a docentes, por entre USD 30 y USD 50 millones.

Sapriza indicó que, por el momento, se mantiene la proyección de cierre de año del saldo rojo fiscal en torno al 4% del PIB, esperando la evolución del gasto y de las recaudaciones en los meses siguientes.

Indicadores. El informe de Hacienda indica también que el gasto del Estado cayó en 2,7% al término de setiembre, debido a la eliminación de los subsidios transitorios otorgados el año pasado, como Pytyvõ y Ñangareko.

La inversión pública, por su parte, sigue desacelerándose en línea con el plan de convergencia del saldo rojo. Es así que este indicador disminuyó en 8% frente al mismo periodo del 2020, representando G. 4,78 billones (USD 693,4 millones).

Con estos resultados, se obtiene que al término de tercer trimestre del año, el déficit fiscal ya alcanzó el 1,6% del PIB, lo que totaliza los G. 4,24 billones (USD 614,6 millones). En el reporte anualizado, lo que suele marcar la tendencia del cierre de año, el déficit llegó al 3,7%.

Foto UH Edicion Impresa
Foto UH Edicion Impresa

Foto UH Edicion Impresa



Dejá tu comentario