Política

Balas que mataron a hija de gobernador salieron de Dimabel

 

En la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, el director de Dimabel, general Aldo Ozuna, confirmó que las balas que mataron a la hija del gobernador de Amambay, Ronald Acevedo, fueron fabricadas en la institución a su cargo.

Fue durante su descargo en relación al acuerdo con una empresa brasileña, y la necesidad de trazabilidad.

“No tenemos trazabilidad de una munición. Acababa de ocurrir el caso de la muerte de la hija del gobernador de Pedro Juan. En ese momento, se decía que las municiones salieron de Dimabel”, refirió.

“Sí, salieron de la fábrica de Dimabel (...) pudo haber sido de cualquier unidad de las Fuerzas Armadas, porque en el culote dice de fabricación Dimabel”, indicó Ozuna.

“La munición se va de norte a sur; de este a oeste. No tenemos trazabilidad y pudo haber sido de una munición del Chaco; de la Región Oriental, de una unidad de Ciudad del Este”, remarcó.

“Sí o sí la munición va a decir Dimabel en su culote. No podemos caracterizar a qué unidad depende”, señaló a los parlamentarios.

Trajo a colación que la firma brasileña cuenta con una máquina desarrollada por ellos que podría ayudar a la capacitación del personal.

Refirió que tienen la opción de ver una fuente genuina del Estado para comprar ya sea de dicha empresa o de otros países de la región, que están más adelantados en esa materia.

Indicó que una vez que cuenten con eso se podrían serializar todas las municiones que están en producción.

“Estamos en un momento crítico, en donde el crimen organizado nos está avasallando. Mi compromiso, como militar, es el cumplimiento cabal de la Constitución Nacional”, señaló Ozuna.

Sostuvo que no hay ninguna relación de exclusividad con la firma brasileña, y al mismo tiempo afirmó que va a salir más barato al país fabricar su propia munición.

Hubo una serie de reclamos por parte del titular de la Comisión, Martín Arévalo, porque no se hicieron llegar las documentaciones en tiempo y forma al Senado.

Dejá tu comentario