25 jul. 2024

Aulas destechadas y entre escombros

Con salas destechadas a la espera de reparaciones, los alumnos de algunas comunidades educativas de Alto Paraná arrancaron el año escolar entre escombros y espacios improvisados para dar clases.

Bajo árboles. Los alumnos de  San Marco dan clases bajo las sombras de un árbol a la espera de la reparación de aulas.

Bajo árboles. Los alumnos de San Marco dan clases bajo las sombras de un árbol a la espera de la reparación de aulas.

Wilson Ferreira y Édgar Medina
ALTO PARANÁ

Un total de 160.823 niños y adolescentes iniciaron las clases en más de 900 instituciones educativas públicas en Alto Paraná. Entre ellas, la escuela 5.441, San Marco, en el kilómetro 5,5 La Blanca, que arranca el año lectivo esperando la reparación del antiguo pabellón y la conclusión del arreglo de 4 aulas y una totalmente nueva.

La estructura presenta fisuras que afectan el techo, que se presume es consecuencia de las explosiones que se dan en una cantera de piedra en Hernandarias. El Ministerio de Educación intervino y envío aulas de emergencia. La Municipalidad informó que en 2018 no podían hacer nada porque la institución no figuraba en la microplanificación del MEC. Este año fue incluida, pero una reparación se prevé recién para fin de año.

Pese a la situación, los niños, niñas, docentes y padres iniciaron ayer las clases con mucha alegría, esperando desarrollar un buen año lectivo. En esta institución están inscriptos 510 alumnos de preescolar hasta el noveno grado. Funciona en turno mañana y tarde.

Refacción. La profesora Isidora Ocampos, encargada de despacho, dijo que las aulas en refacción son 4 y una nueva, que es para el noveno grado. Falta colocar las puertas y ventas, pintura y todo lo que hace a la parte eléctrica. Mientras, dan clase bajo los árboles, pues los docentes creyeron conveniente aprovechar el fresco y la naturaleza, porque no se puede aguantar el calor dentro de las aulas móviles.

La escuela básica 1.537 Nueva Esperanza, del barrio Acaray de CDE, recibió a 210 alumnos con tres aulas destechadas para reparación, escombros en el patio y la falta de un cercado perimetral, que es lo más urgente por el peligro de que los niños salgan a la calle, según la directora Vilma Morales. Dijo que la reparación –con recursos del Fonacide– se paralizó en diciembre a causa del corte administrativo, que se dio con la separación del cargo de la ex intendenta Sandra McLeod. Este mes se reanudarán las obras.

Mientras, se improvisó un techo a un costado del edificio para apilar muebles y utilizar un comedor como aula.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.