Interior

Atípico homenaje a Fuerte Olimpo por su 228 aniversario de fundación

La pandemia hizo que se tenga una celebración lejos del bullicio de años pasados. Quedaron atrás los desfiles, festivales y el karu guasu característico donde se compartía el asado entre vecinos.

La localidad chaqueña de Fuerte Olimpo, ubicada a 750 kilómetros de Asunción, cumple su 228 aniversario. Antiguamente denominada Fuerte de Borbón, fue fundada por los españoles en 1792 por orden del gobernador Joaquín Alós y Brú, quien encomendó al comandante José Antonio de Zavala y Delgadillo como parte del dispositivo defensivo que en la región poseía el Virreinato del Río de la Plata, dificultando (junto al fuerte de Itapacú) de este modo las incursiones que desde el Brasil efectuaban los bandeirantes portugueses, según los datos históricos.

Durante el gobierno de Gaspar Rodríguez de Francia comenzó a ser llamado Fuerte Olimpo, quizás porque el cerro principal evocaba al monte Olimpo de la Antigüedad clásica.

En su fecha conmemorativa los festejos de años anteriores no pudieron repetirse como consecuencia de la pandemia del Covid-19. Además, en la víspera se registró un fallecido a causa del virus y la víctima fue un conocido poblador, que enlutó a los vecinos.

Para no dejar pasar el día tan importante, el Municipio propició la explosión de fuegos artificiales desde la catedral situada en uno de los cerros menores, que se sirvieron de serenata a la ciudad.

actos conmemorativos. A tempranas horas, monseñor Gabriel Escobar realizó un solemne tedeum en la catedral María Auxiliadora y luego una inauguración de la réplica de la imagen de Jesucristo, que se proyecta para el mirador turístico Ñandejára Guasu, que estará ubicado en la cima del cerro Tres Hermanos como un atractivo en la puerta del Pantanal, como también es conocida la ciudad.

La pandemia hizo que se tenga una celebración atípica lejos del bullicio del año pasado. Atrás quedaron los desfiles, festivales y el karu guasu característico de los habitantes donde compartían el asado entre vecinos.

La población cuenta actualmente con aproximadamente 4.500 habitantes, entre los que se encuentran indígenas de la etnia Yshir Ybytoso y Tomaraho conocidos comúnmente como chamacocos.

Posee una riqueza natural exuberante. Los habitantes se dedican a la ganadería, a la pesca y el turismo de aventura. Aún conserva la fortificación que sirvió de defensa ante el avance de los bandeirantes brasileños.

La edificación del Fuerte de Borbón es uno de los atractivos turísticos que tiene la localidad que está en la ladera del cerro. De ahí se puede observar la belleza del Pantanal.

En la zona se puede llegar por vía aérea, ya que es la única localidad que tiene pista de aterrizaje de todo tiempo, y por tierra, con servicios de colectivos, el camino es aún de terraplén, que en días de lluvias se vuelve intransitable, y el servicio de barco que no deja de ser menos efectivo y llega de forma semanal.

Dejá tu comentario