Sucesos

Arrestan a una mujer que estaría vinculada a banda de asaltacajeros

A principios de mes, en el Aeropuerto Silvio Pettirossi se había capturado a uno de los cabecillas del grupo, cuando se aprestaba a viajar para reunirse con los otros integrantes de la banda.

Tras el allanamiento a una vivienda de la ciudad de Limpio, una comitiva policial y fiscal logró recabar evidencias del asalto a dos cajeros automáticos registrado el pasado 16 de marzo, en inmediaciones del supermercado Real, ubicado sobre la ruta Acceso Sur, de Fernando de la Mora, de donde se alzaron alrededor de G. 1.000 millones tras detonar con explosivos las máquinas de ATM.

En el inmueble, los policías detuvieron a una mujer, identificada como Zaida Monserrat Martínez, sindicada de ser pareja sentimental y cómplice de Carlos César Sena Pereira, supuesto líder de la banda de asaltacajeros, quien ya fue detenido días atrás en el aeropuerto Silvio Pettirossi.

El otro líder sería el chileno Daniel Arturo Reyes Aranda.

Según datos de la investigación, la mujer presuntamente recibió dos giros de dinero, de 10 millones de guaraníes cada uno, procedentes de Chile, de donde es oriundo el supuesto ideólogo del millonario atraco.

También se levantó como evidencias dinero en efectivo, la suma de dos millones de guaraníes y un teléfono celular que será sometido a pericias, detalló el comisario Marcelino Espinoza, jefe del Departamento de Investigaciones de Central.

El comisario comentó que Reyes Aranda pudo ser identificado gracias a que lograron acceder a imágenes de circuito cerrado de las rutas que utilizaron los delincuentes para darse a la fuga. Igualmente, dijo que incautaron vehículos que habrían usado.

Sena Pereira fue detenido el pasado 1 de abril en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, cuando se disponía a viajar para reencontrarse con los demás integrantes de la banda delictiva dedicada a asaltar a cajeros automáticos.

En esa ocasión, los uniformados se incautaron de su poder un vehículo que presuntamente fue utilizado tras el atraco para la fuga.

Reyes Aranda, cuenta con 22 investigaciones en Chile y una orden de captura en Brasil. De acuerdo con los intervinientes, Reyes habría contactado con Sena para la planificación del asalto. La banda estaría integrada principalmente por extranjeros.

Para los investigadores, el grupo criminal que perpetró el millonario atraco manejaba informaciones precisas de que ambas máquinas de ATM que se encontraban en el supermercado no contaban con sistema de seguridad de entintado de los billetes en caso de ser violentados. Uno de los cajeros violentados corresponde al Banco Nacional de Fomento (BNF) y el otro es del Banco Atlas.

Entre los años 2014 y 2015 hubo un total de 24 atentados con explosivos contra cajeros automáticos. A finales del 2015, en más de 1.500 unidades de ATM de todo el país se colocaron los dispositivos de entintado que se activan por sensores.

Esta medida implementada deja inservibles los billetes que hay en ellos.


Grupo trasciende las fronteras
Según la Policía Nacional, el líder del grupo es Daniel Arturo Reyes Aranda, de 29 años, de nacionalidad chilena, quien cuenta con 22 investigaciones en su país, y con una orden de captura en Brasil.
Los investigadores mencionan que son cinco los extranjeros que llegaron al país para cometer el asalto en compañía del ciudadano paraguayo Carlos César Sena, recientemente detenido.
El grupo estaría involucrado en más de 20 asaltos perpetrados en Chile, Brasil y en Uruguay, lo que habla del nivel de organización que tiene el grupo criminal, ya que no les detienen las fronteras.
Reyes Aranda pudo ser identificado gracias a que los investigadores lograron acceder a imágenes de circuito cerrado de las rutas que utilizaron los delincuentes para darse a la fuga. Igualmente, dijo que incautaron vehículos que habrían usado.
El comisario Marcelino Espinoza, jefe del Departamento de Investigación de Central, explicó recientemente a radio Monumental AM 1080, que para explotar los cajeros lo asaltantes usan gas licuado de petróleo y oxígeno, materiales que le dan bastante presión a los cajeros para que finalmente exploten y liberen los billetes. En el caso del asalto en Fernando de la Mora no se reportó la circulación de billetes manchados con tinta.

Dejá tu comentario