Política

Arreo colorado para ejercer presión contra juicio causa caos en capital

La ciudadanía repudió ayer el cierre de calles copadas por funcionarios y seccionaleros de Añetete, que llegaron para una movilización que no fue espontánea. Dos diputados pusieron 55 colectivos.

La marea colorada se conformó ayer por funcionarios estatales, gobernadores, intendentes, concejales, ministros y toda la dirigencia de base de la Asociación Nacional Republicana (ANR), perteneciente a las filas del movimiento Colorado Añetete, para exigir que el pedido de juicio político contra el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y el vicepresidente Hugo Velázquez, presentado por los sectores de la oposición, sea enviado al archivo.

La marcha para presionar a los 42 diputados colorados, organizada por el Consejo de Presidentes de Seccionales, comenzó en el local de la Junta de Gobierno desde las 6.00 y se extendió hasta la Plaza de Armas, al costado de la sede del Congreso Nacional.

Luego se dividió en dos. Un grupo quedó en inmediaciones del Parlamento mientras se desarrollaba la sesión en la Cámara de Diputados (que no trató el juicio), y otro en la Plaza de la Democracia, donde se llevó a cabo el acto central, con presencia de Abdo.

La movilización generó un caos en el microcentro de Asunción y gran repudio ciudadano, ya que los miles de manifestantes no eran autoconvocados, sino funcionarios de diferentes partes del país, de instituciones como Copaco, MOPC y Puertos, y miembros de las bases coloradas que llegaron arreados, todos de las filas de Colorado Añetete, para lo que la Policía bloqueó varias arterias al paso vehicular.

Dos diputados, los paraguarienses Miguel Cuevas y Esteban Samaniego, pusieron 55 colectivos para la manifestación, que fue un intento de demostrar fuerza.

No obstante, el presidente del Consejo de Presidentes de Seccionales, Édgar López, dijo que el 70% de lo utilizado para la manifestación, como el transporte, consistió en donaciones de empresarios afiliados al Partido Colorado, mientras que los organizadores se encargaron de los alimentos. Además, se repartieron banderas y remeras con la escritura de “No al juicio político. #EstamosContigoMarito”.

Anunció que si es necesario se realizarán otras movilizaciones hasta que se evapore la amenaza. Ahora el objetivo de los líderes de seccionales es dialogar con los diputados, indicó.

El precandidato a presidente de la Comisión Central de la Juventud Colorada, José Molinas, dijo que “personas alcohólicas quieren entrar por la ventana” y que no van a permitir que “oportunistas políticos” sean parte del gobierno, en referencia al senador Blas Llano.

Otro de los oradores dijo que Marito es una buena persona, pero está rodeado de “mala gente”, citando a Pedro Ferreira, a quien trató de traidor del gobierno.

Dejá tu comentario