Interior

Árboles caídos y casas destechadas

 

Minutos después de la medianoche de este viernes, ingresó un frente de tormenta por la ciudad de Encarnación, acompañado de lluvia y vientos, que por momentos fueron muy fuertes en algunos sectores de la ciudad.

La caída de algunos añosos árboles en el barrio San Isidro, provocó que el suministro de energía eléctrica se vea interrumpido por algunas horas, al igual que en otros puntos periféricos de la ciudad, donde las ramas de los árboles se desprendían, cayendo sobre los cables de electricidad.

La lluvia, por momentos algo intensa, se produjo hasta prácticamente el amanecer, sin que se registren mayores inconvenientes.

Los dos cuerpos de bomberos voluntarios de Encarnación recibieron varias llamadas de pedidos de auxilio de personas afectadas. Lograron dar respuesta a todos los reclamos y solucionar la interrupción del tránsito en el barrio San Isidro, como producto de la caída de árboles, que obstaculizaban el paso vehicular, desde las primeras horas de la mañana.

Destechadas. Por otra parte, la Municipalidad, a través de su Centro de Operaciones de Emergencia, asistió a las familias afectadas, les entregaron colchones, víveres, carpas y frazadas a dos familias cuyas casas fueron prácticamente destechadas por los fuertes vientos que se abatieron sobre la ciudad.

Dejá tu comentario