18 may. 2024

Apnea afecta al 18% de la población y puede ser letal

El trastorno del sueño afecta a estimativamente más de un millón de paraguayos. La enfermedad aumenta siete veces más el peligro de sufrir un accidente de tránsito por dormir al volante, según investigaciones.

ronquido21.jpg

Somnolencia, irritabilidad, ronquidos, mucho sueño al estar inactivos son síntomas de alarma que deben llamar la atención a una persona porque puede estar sufriendo el síndrome respiratorio de la apnea del sueño, una enfermedad que puede ser letal si no se trata a tiempo.

El trastorno se caracteriza por pausas respiratorias que duran segundos y se repiten centenares de veces en una noche. Cada apnea genera microdespertares repetitivos, que conducen a una mala noche de sueño que deriva en mucho sueño y cansancio persistente durante el día. La calidad del sueño se altera. Es una enfermedad respiratoria crónica muy frecuente como el asma o la diabetes.

Embed

La prevalencia de la enfermedad es del 15% al 18% de la población, por lo que se estima que más de un millón de paraguayos sufren el trastorno de apnea obstructiva del sueño, muchos no saben que tienen la patología y no tienen tratamiento. La afección deriva en múltiples complicaciones a futuro como presión alta, insuficiencia cardiaca, accidente cerebrovascular, riesgo de arritmias, infarto agudo del corazón. “Todos relacionados con una apnea que no se diagnostica y que no se trata”, advierte el doctor Luis Montaner, neumólogo, especialista en trastornos respiratorios del sueño del Centro de Estudios Respiratorios (CER).

Aparte de tener mucho sueño diurno también aparecen los trastornos neurocognitivos en los pacientes severos. Estos afectan a la memoria, a la concentración, se vuelven muy irritables, muchos de ellos hacen síndrome depresivo y otros amanecen con cefalea.

Los hombres desde los 35 a 60 años de edad, con sobrepeso u obesidad, son los que más sufren el trastorno.

Las mujeres están en segundo puesto y la enfermedad se presenta en la etapa de menopausia. El diagnóstico en el país solo se hace en el sector privado, pese a ser un problema de “salud pública”. La pareja es clave para detectar a tiempo la afección, porque el paciente no es consciente de los síntomas.

Los trastornos del sueño son muy frecuentes y abarcan tres enfermedades: al síndrome de apnea obstructiva, síndromes de apnea central y el síndrome de hipoventilación alveolar.

LA CLÍNICA DEL SUEÑO. La consulta en este caso debe ser con un neumólogo. El diagnóstico se hace con el estudio de polisomnografía, solo disponible en el sector privado, que consiste en que el paciente duerme una noche en un laboratorio del sueño. En este espacio se recrea un dormitorio que tiene equipos para medir las variables respiratorias y fisiológicas.

El mejor tratamiento domiciliario es el uso de por vida de una mascarilla, que usa el oxígeno del ambiente, y se denomina CPAP (por sus siglas en inglés), que elimina los ronquidos y las apneas. La eficacia es del 95%.

Una de las complicaciones es quedarse dormido frente al volante. Un paciente con apnea no tratada tiene siete veces más el peligro de sufrir un accidente fatal de tránsito por dormir al volante versus la población sin apnea, según investigaciones europeas. En el Hospital de Clínicas se prevé habilitar una clínica del sueño para tratar la enfermedad.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.