Política

Analistas coinciden en que existe una grave crisis en el Congreso

Marta Ferrara y Mario Paz Castaing señalan que la representación política en el Parlamento está pasando por momentos angustiantes que atentan constantemente contra el Estado de Derecho.

Marta Ferrara, directora de la Asociación Civil Semillas para la Democracia, y Mario Paz Castaing, analista político y ex senador, subrayaron a ÚH que el Congreso está atravesando una crisis sin precedentes, y que si los legisladores no le prestan atención a esta situación, la misma puede convertirse en punta de lanza para proyectos autoritarios o poner en riesgo el funcionamiento de las instituciones del país.

“Situaciones como la de Payo Cubas o el enfrentamiento entre Dionisio Amarilla y Enrique Salyn Buzarquis son una muestra de la crisis que todos veíamos venir”, señaló Ferrara, haciendo alusión al enfrentamiento que tuvieron la semana pasada los citados senadores liberales, en el marco de la intención de los colorados y llanistas de hacer jurar a Arnaldo Franco (ANR) en reemplazo de Cubas.

Agregó que la crisis no solamente afecta al Legislativo, sino también al Poder Judicial, pero la exposición del Congreso al escrutinio público es mayor. “Llegaron a un punto tal en que la ciudadanía está como harta y gente como Payo usa el sistema, para tratar finalmente de destruirlo. Es una crisis, no sé si una crisis terminal, pero es una crisis profunda, resultado de tantos años de impunidad y de corrupción”, apuntó.

La titular de Semillas añadió que la impunidad está ligada a la falta de justicia. “Acá lo que nos falta es que realmente la justicia funcione, para que haya sanciones. La población está harta, vamos a llegar al punto de tomar justicia por manos propias. Yo creo que este es el momento en que la clase política tiene que salvarse. Si ellos no se dan cuenta de lo que está pasando, se van a hundir”, afirmó.

Ferrara advirtió además que la crisis de los partidos políticos implica también una crisis de la democracia. “Nuestra democracia es la que está en peligro”, opinó. Refirió que la gente “está podrida” del doble discurso permanente de la clase política. “Lo que escriben con la mano lo borran con el codo”, cuestionó.

Sobre el desbloqueo de las listas sábana que se estudiará esta semana en el Senado, manifestó que le preocupa más la falta de control al financiamiento de las campañas políticas.

Hartazgo. Por su parte, el ex senador Mario Paz Castaing piensa que apariciones como la de Paraguayo Cubas muestran la crisis de representación política existente en el país. “Surgen voces que tratan de captar ese hartazgo, esa bronca que existe en la ciudadanía (...), con un discurso vehemente, de confrontación, que tiene sus riesgos, porque nosotros tenemos una cultura que tiene una matriz, que viene desde el fondo de nuestra historia, una matriz autoritaria”, avisó el analista.

Asimismo, añadió que cuando la crítica no tiene límites, pone en riesgo el funcionamiento de las instituciones y de la República. “Tenemos que cuidar el funcionamiento de la democracia, por más que no guste, o que digan que esto no funciona, está demostrado que sigue siendo, a excepción de los otros, un buen sistema político”, aseveró Paz Castaing.

Subrayó que si la clase política no se compadece con la realidad que atraviesa el país, y sigue privilegiando situaciones que no corresponden, van a continuar surgiendo figuras como la de Payo.

Sobre el enfrentamiento en el Senado entre Amarilla y Buzarquis cuando pretendían nombrar al suplente de Cubas, afirmó que no corresponde, y apuntó que al final se crea una distorsión que distrae a la dirigencia política de los temas trascendentales que están en juego en el Paraguay.

“Lamentablemente nos estamos perdiendo en estas peleas que no hacen otra cosa que seguir poniendo en riesgo la calidad de nuestra democracia”, objetó el ex senador.

Censuró también las sesiones convocadas por una mayoría coyuntural de legisladores y dijo que “no se puede seguir poniendo en riesgo el Estado de Derecho a cada instante, porque nos exponemos a que venga alguien con un discurso supuestamente revolucionario, pero que traduce autoritarismo”.

(El Congreso atraviesa) una crisis profunda, no sé si terminal, pero resultado de tantos años de impunidad y de corrupción.

Creo que este es el momento en que la clase política tiene que salvarse.

Si ellos no se dan cuenta de lo que está pasando se van a hundir.

Nuestra democracia es la que está en peligro. La gente está podrida del

doble discurso permanente. Marta Ferrara, organización Semillas.

Surgen voces que buscan captar ese hartazgo ciudadano (...), que tiene riesgos, porque tenemos una cultura autoritaria.

Nos estamos perdiendo en peleas que no hacen otra cosa que seguir poniendo en riesgo la calidad de la democracia.

No se puede seguir poniendo en riesgo el Estado de Derecho, nos exponemos a alguien de discurso autoritario. Mario Paz Castaing, analista y ex senador.

Dejá tu comentario