Economía

Aduanas apela a nueva ley y mayor control para frenar contrabando

 

El refuerzo de los controles en zonas fronterizas con países vecinos y la entrada en vigencia de la modificación del Código Aduanero que endurece las sanciones penales, son los recursos que está preparando la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) para frenar el contrabando de productos ante las fiestas de fin de año.

Julio Fernández, titular del ente aduanero, señaló que para ellos resultó muy oportuna la puesta en vigencia de la Ley 6.417 recientemente promulgada por el Ejecutivo. La disposición modifica los artículos 336 y 345 del Código Aduanero y criminaliza el contrabando.

“Con esta ley el que contrabandea y el funcionario, por omisión o comisión, estarán recibiendo penas carcelarias. Cuando se analizó esto en el Congreso, algunos parlamentarios dijeron que con esto se llenarían las cárceles, pero les respondí que luego de ver a los primeros cien en la cárcel, se van a corregir”, enfatizó.

En cuanto al plan anticontrabando que tiene para este fin de año, dijo que hay también un equipo que está trabajando más de cerca con el Ministerio de Agricultura y el Senave. Confesó que el cambio que hubo ahora es que antes destruían todos los productos frutihortícolas que incautaban, pero ahora lo están entregando a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

ABARROTADO. Fernández destacó que actualmente el depósito de Gical de Mariano Roque Alonso, está al tope de todo tipo de mercaderías decomisadas. “Tenemos para mostrar 220 vehículos, entre ellos camiones Scania y embarcaciones”, recalcó.

Añadió que muchas de las mercaderías aún no pueden ser entregadas debido a que están judicializadas y bajo sumario. Indicó que una vez finiquitados los procesos, todos irán a remate.

Asimismo, apuntó que la diferencia de precios importante por la baja de la moneda argentina, resulta atractivo para quienes se dedican al ingreso ilegal de mercaderías. “Por ejemplo, se incautan camiones con cargas de papa. La bolsa de este producto se vende a 30.000 guaraníes en la Argentina y aquí cuesta 130.000 guaraníes. La diferencia es muy grande al punto que pese a sacarles hasta su camión igual vuelven a traer”, puntualizó.

El titular de la DNA apuntó que en esta época son permanentes la reuniones de planificación que se realizan con la Unidad Interinstitucional Anticontrabando (UIC).

Sobre los productos que tendrán mayor control, dijo que principalmente serán los pan dulces, bebidas como sidra, vino y cerveza, además de dulces y turrones.

Respecto a las medidas que ya se están implementando para un mejor control señaló que la Subsecretaría de Tributación y el COIA de Aduanas están incorporando cámaras corporales para los funcionarios intervinientes y que de producirse un hecho irregular será alertado.


El mayor control y los cambios en el Código Aduanero, que endurece las sanciones penales, son recursos en los que se respalda la DNA para frenar el contrabando ante las fiestas de fin de año.

Director no descarta boicot de funcionarios
Consultado el director nacional de Aduanas, Julio Fernández, si existe la posibilidad de boicot de un grupo de funcionarios a quienes había denunciado recientemente, Fernández dijo que siempre existe esa posibilidad, pero cree que la misma se está diluyendo y pase a mayores.
“Vamos a ver este mes en las recaudaciones y espero que no caigan de 42 mil millones a 26 millones como ocurrió a fines de octubre”, remarcó el titular de Aduanas.
Finalmente, el titular de la DNA, aseguró que están preparados para encarar el último tramo del año y han reforzado con más personal las instancias de control para reducir al máximo el ingreso ilegal de productos ilegales desde la Argentina y el Brasil.
En los últimos meses el reclamo de los sectores productivos y los industriales fue precisamente un mayor control del ingreso ilegal de mercaderías.



Dejá tu comentario