Sucesos

Abuso en Paraguarí: Jueces y fiscala suspendidos y enjuiciados por JEM

El Jurado analizará las eventuales falencias durante el proceso que terminó con un polémico fallo argumentado con términos soeces, que benefició a un condenado por abusar de su hijastra.

Los jueces Jorge Giménez, Gerardo Ruiz Díaz y Hugo Ríos Alcaraz que formaron parte del Tribunal de Paraguarí tendrán que rendir cuenta de sus actos ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, que resolvió suspenderlos y enjuiciarlos durante una sesión realizada ayer.

El JEM también resolvió la misma medida para la fiscala Yrides Ávila, que tuvo a su cargo la primera parte de la investigación de una denuncia de abuso sexual del que fue víctima una niña de 7 años que fue abusada por su padrastro.

La decisión ya fue comunicada a la Corte Suprema de Justicia y los afectados no podrán cumplir sus funciones mientras dure el proceso.

La abogada Cynthia Vera fue designada como fiscala acusadora.

Se cuestionó a la fiscala de pedir solamente tres meses de investigación y no realizar todas las diligencias. Ya que, según los miembros del jurado, un médico forense le sugirió la realización de un análisis médico que fue pasado por alto por la investigadora.

Por parte del Tribunal se cuestionó la decisión tomada, ya que analizando el Código Penal correspondía la pena de seis años de prisión, por los agravantes que presentaba el caso.

El artículo 135 del Código Penal estipula como agravante en casos de abuso sexual infantil que el hecho se haya producido en reiteradas ocasiones, además que el abusador sea parte del núcleo familiar de la víctima.

Para el presidente del Jurado, Enrique Bacchetta, los elementos que pudieron obtener del expediente fueron suficientes para tomar la decisión.

Recalcó que los enjuiciados tendrán todas las garantías establecidas mientras dure el proceso.

familiares en juicio. Una de las cuestiones más criticadas en el caso fueron las palabras utilizadas por el juez Jorge Giménez, presidente del Tribunal, que recurrió a términos de tinte morboso para explicar su decisión al condenado, afirmando que felizmente no hubo coito.

En comunicación con ÚH, el juez Giménez y sus colegas aseguraron que no faltaron el respeto a la víctima al utilizar esas palabras, porque supuestamente ni la víctima ni ningún otro familiar se encontraba en la sala de juicio.

Sin embargo, familiares, a través de una carta abierta, afirmaron lo contrario. “Quedamos destrozados al escuchar de la boca del juez Jorge Giménez Samaniego (presidente del Tribunal de Sentencia de Paraguarí) que el violador era un ‘buen tipo, mitã'i porã, educado, preparado y que apostaban por él’”, expresaron.

Dejá tu comentario