Política

Abdista dijo que en su feudo no cedieron a maniobra maquiavélica

 

El presidente Mario Abdo Benítez estuvo ayer de gira por el Departamento de San Pedro, donde inauguró tres unidades de salud familiar y entregó 23 tractores agrícolas.

El jefe de Estado no hizo uso de palabra, pero sí el gobernador colorado Carlos Giménez, quien aprovechó para defender al Gobierno y cuestionar las movilizaciones que se habían realizado en el marco de la crisis política por el desborde sanitario.

“No fueron los sampedranos a Asunción. No fuimos utilizados ni nuestra gente fue utilizada para intenciones maquiavélicas utilizando una pandemia que quebranta al mundo entero”, arremetió el gobernador de Añetete contra las movilizaciones que se dieron durante el contexto de la crisis del juicio político.

Giménez agregó que “no fuimos herramienta de gente que solamente utiliza nuestras necesidades y debilidades para intereses políticos”.

El presidente de la República nuevamente inicia sus actividades fuera del Palacio de Gobierno luego de sortear fuertes críticas a su gestión que derivó en un segundo intento de juicio político en Diputados, donde de nuevo fue ayudado por el cartismo.

Abdo intenta reponer su imagen, pero sigue embarrado con una gestión que no logra dotar de medicamentos para los enfermos Covid-19. Mucha gente está falleciendo por la falta de camas de terapia intensiva.

Giménez afirmó que la crisis sanitaria se va a traducir en una crisis económica y que el Gobierno está fortaleciendo el sector productivo primario.

El gobernador indicó que a algunos en su departamento no les gusta el trabajo y se quieren colgar del Estado. Mencionó que hay gente (aludiendo a grupos campesinos) que siempre cerraban rutas y ahora están trabajando.

El presidente de la República entregó maquinaria, donde hubo una inversión de G. 7.300 millones.

Las unidades de salud familiar fueron construidas con ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

CANNABIS. Durante su gira por San Pedro, el presidente observó la plantación de cáñamo de manera experimental en este departamento.

Sin embargo, hay un conflicto de intereses con los integrantes de la Cámara Paraguaya de Cannabis Industrial que reclama la liberación de semillas de cannabis que se encuentran en el aeropuerto Silvio Pettirossi.

El Senave puso trabas y se niega a entregar porque no hay autorización de una comisión. Sin embargo, desde la Cámara denuncian que no se está cumpliendo el decreto presidencial para incentivar el cultivo por parte de grupos de campesinos que están en pie de guerra. El esquema del Ministerio de Agricultura y Senave termina beneficiando a ciertas empresas y el sistema de cultivo mecanizado.

Hubo reuniones con el presidente de la República, con el ministro del Interior, Senad, Agricultura y Senave. Sin embargo, hasta el momento sigue el conflicto.

No fuimos herramienta de gente que solamente utiliza nuestras necesidades y debilidades para intereses políticos.
No fuimos utilizados ni nuestra gente fue utilizada para intenciones maquiavélicas en pandemia. Carlos Giménez, gobernador de San Pedro.


Dejá tu comentario